Sánchez Haro defiende el sistema de catas

  • Anierac y Asoliva cuestionan la seguridad jurídica de la aplicación de este método

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha defendido la "fiabilidad y objetividad" del panel de cata de aceite de oliva, pues a su juicio se trata de un instrumento "imprescindible al día de hoy para poder llevar a cabo la categorización de los aceites en vírgenes extra, vírgenes y lampantes".

Estas declaraciones se producen después de que las empresas envasadoras y exportadoras de aceite de oliva español agrupados en Anierac y Asoliva hayan cuestionado de forma pública las garantías jurídicas en la aplicación del actual sistema de catas.

El representante del Gobierno andaluz ha destacado que se trata de un "método de análisis oficial en el sector del aceite de oliva, reconocido por el Consejo Oleícola Internacional (COI) y la normativa de la Unión Europea". El consejero entiende el método del panel test "como un instrumento de garantía, en sintonía con la posición de los países que producen aceite de calidad y en línea por la apuesta de mejora de la calidad del aceite de oliva en la que Andalucía viene trabajando", subraya la Consejería.

Según Sánchez Haro, los análisis sensoriales que realizan estos paneles constituyen una prueba "necesaria que complementa al cumplimiento de los parámetros fisicoquímicos establecidos por la UE, que por sí solos no son suficientes para determinar si un aceite es virgen extra o virgen". "Sólo el panel test, en conjunción con esos análisis fisicoquímicos, pueden ofrecer garantías sobre la calidad de un aceite antes de poder comercializarse, lo cual supone un elemento de diferenciación positiva", indicó el titular de Agricultura.

Rodrigo Sánchez Haro ha puesto en valor, además, la experiencia con la que cuenta este método de análisis, que contribuye a aumentar las garantías ante los consumidores y ha recordado que está científicamente estudiado y se realiza de acuerdo a normas internacionales acordadas en el seno del COI, que regula todos los aspectos, entre ellos el número de catadores, atributos a valorar, recipientes, temperatura y tratamiento estadístico de las respuestas, entre otros.

La Consejería explica que con el objetivo de potenciar este instrumento, destina fondos propios a actuaciones para favorecer la armonización de criterios en todos los laboratorios, oficiales y privados que utilizan el método. Para ello se organizan jornadas de armonización, se realizan ensayos de intercomparación, se llevan a cabo cursos de formación de jefes de panel y se elaboran materiales de referencia.

Además, la Consejería sigue trabajando y mantiene un convenio de colaboración con el Ministerio y la Interprofesional del Aceite de Oliva de España para desarrollar nuevas metodologías analíticas que complementen el panel test y explica que una vez que se obtengan resultados, se probará en empresas para su propuesta de validación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios