"Me gusta": Zuckerberg se casa tras sacar Facebook a Bolsa

Más de 600.000 personas apretaron al botón "Me gusta" durante las horas posteriores a que el fundador de la red social colgara la foto de su boda para compartirla con 900 millones de amigos.

Andrej Sokolow (dpa), nueva york | Actualizado 21.05.2012 - 15:09
zoom

Mark Zuckerberg y su mujer, Priscilla Chan. / Reuters

Share
Son días agitados para el fundador de facebook Mark Zuckerberg. Un día después de la gran salida a Bolsa de la red social, su creador contrajo matrimonio con su novia de toda la vida: Priscilla Chan. Y como no podía ser de otra manera, la noticia llegó en modo actualización de facebook. Zuckerberg colgó su foto de boda en la mayor red social del mundo, compartiéndola así con sus 900 millones de amigos. Y éstos han celebrado que el multimillonario de 28 años decidiera pasar por la vicaría poco después de la salida a Bolsa más esperada de los últimos tiempos. Más de 600.000 personas apretaron al botón Me gusta durante las horas posteriores a que Zuckerberg colgara la imagen en su perfil. Sin embargo, la celebración no pudo estar más alejada a un evento abierto de Facebook. Según medios estadounidenses, a penas un centenar de personas asistieron al enlace en la casa que Zuckerberg tiene en Palo Alto, California.

La boda pilló por sorpresa incluso a los invitados. Según la revista People, en un primer momento muchos creían que iba a celebrarse la graduación en medicina de Chan, de 27 años, mientras otros pensaban que se trataba de una fiesta con motivo de la salida a Bolsa. Zuckerberg, que cuenta con una fortuna de 15.000 millones de euros, es tremendamente cuidadoso con su vida privada. Precisamente el hombre que llevó a muchos a contar más de lo que nunca pensaron sobre sí mismo es un experto en mantener su intimidad fuera del alcance de la opinión pública.

Una de las pocas formas de saber algo sobre la vida cotidiana de la pareja era a través del perfil de Facebook de su perro Beast. Así, el mundo pudo descubrir en Priscilla a una amorosa mamá para la mascota, o ver como Mark le explicaba al cuadrúpedo la muerte de Osama ben Laden. El silencio en torno a la vida privada del fundador de Facebook también podría estar relacionado con su falta de espectacularidad. Desde que creó Facebook, la red social se convirtió en el epicentro de su vida. Y su relación con Chan se remonta a 2003, cuando según el libro El efecto Facebook se conocieron en la cola del baño de una fiesta de Harvard. Además, Zuckerberg no protagoniza excesos propios de algunos multimillonarios: ni fiestas salvajes, ni romances con modelos.

Hasta hace un año vivió de alquiler, antes de comprar una casa en Palo Alto, lugar de residencia de muchas de las grandes figuras de Silicon Valley, como el fallecido cofundador de Apple Steve Jobs. Teniendo en cuenta que se trata de uno de los hombres más ricos del mundo, la residencia de cinco dormitorios y un valor de 7.000 millones de dólares no es especialmente ostentosa. Al parecer, Jobs, que ya estaba muy enfermo, salió a pasear en alguna ocasión con Zuckerberg. Y valoró que el joven rechazase las millonarias ofertas de compra de la red social y quisiese desarrollar su empresa él mismo. Ni siquiera las dos ocasiones en que un fallo de software permitió ver algunas de sus fotos privadas sacaron a la luz nada escandaloso. En algunas aparecía bromeando con amigos; en otras, del brazo con Priscilla, nada comparado con las embarazosas imágenes que algunos de los usuarios de Facebook cuelgan en sus perfiles.

La imagen que más interés despertó fue aquella en la que Zuckerberg sujetaba una gallina muerta en la mano. Pero poco después se conoció la historia que se escondía detrás: Zuckerberg se plantea cada año un reto. Y si bien en una ocasión fue aprender algo de chino, esa vez el objetivo a cumplir era comer únicamente la carne de animales que él mismo hubiera matado.
0 comentarios
Normas de uso

Este peri�dico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta secci�n y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario
UN BLOG SOBRE TECNOLOGÍA