ajedrez

En el césped y en los tableros

  • El entrenador del Betis, Quique Setién, realizó el 'saque de honor' del XLIII Open de Sevilla de ajedrez

Que Quique Setién es una apasionado del ajedrez era una cosa sabida; lo que no era tan conocido es que sus horas de tablero le permitieran firmar las tablas con todo un Maestro Internacional como Ismael Terán. El técnico bético y el ajedrecista sevillano jugaron una partida rápida en los minutos previos a la inauguración del XLIII Open Internacional Ciudad de Sevilla que se celebra en el Pabellón de la Navegación hasta el 20 de enero y el acontecimiento, que lo fue, acabó en empate.

El técnico, tan estratega en el campo como en los tableros, accedió a acudir a la inauguración del certamen sevillano, en la que realizó un simbólico saque de honor. "No tendré que darle unas pataditas a un alfil, ¿no", bromeó Setién, cuya presencia no pasó desapercibida entre los más de 300 participantes -récord del torneo- llegados de 25 provincias de España.

"En el fútbol, quien maneja el centro del campo, como quien maneja el centro del tablero, tiene una parte ganada, insuficiente en cualquier caso para ganar las partidas o los partidos, claro", explicó Setién a este periódico instantes antes del comienzo del torneo.

Según se acercaba la hora y los participantes iban percatándose de la presencia de Setién, el salón del recinto fue alborotándose. Los ajedrecistas son también unos apasionados del fútbol. Y del Betis, aunque sea un invidente de Valladolid que se hizo una foto con él: "Magnífico partido en el derbi. Enhorabuena, míster".

Setién, con un ránking ELO de 2.050, ocuparía la plaza 70 de los tres centenares que conforman la clasificación oficial del torneo sevillano, aunque advierte de que ya no juega ni estudia ajedrez como antaño y que su conocimiento es menor. Enseguida, reconoce Setién, se dio cuenta de sus "grandes limitaciones" y no era cuestión de desgastarse en un mundo en el que sabía que "no llegaría a nada". "Sí creo que el ajedrez me ha servido para analizar las cosas, para tomarlas con perspectiva, para tratar de ver lo que va a ocurrir y cómo están las piezas dispuestas en cada momento. Sin yo saberlo, creo que me ha ayudado a tomar mejores decisiones", señala, "y a desconectar de la mala leche que genera el fútbol".

Ni reyes ni reinas, Setién era ayer la ficha más vigilada en el Open. Camino de su ubicación en el protocolo, el cántabro se detiene a saludar a la grancanaria Sabrina Vega, campeona de España, a quien le pide una foto. El ídolo también tiene sus idolatrías. Se conocieron en una partida simultánea de su etapa en Las Palmas.

Setién reconoce que, en el ajedrez, como en el fútbol, su tendencia natural es ir hacia delante. Sus aperturas suelen ser gambitos, sistemas no carentes de riesgo. Generalmente sale con el peón del rey. En la partida rápida frente a Ismael Terán hubo apertura española. Universales fueron las tablas: el empate fue justo y nadie criticó el arbitraje. Cosas de maestros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios