Pelear contra todos, la clave para ganar

  • Franch destaca la competitividad que ahora demuestra el equipo

  • "Cambiamos bastante el chip"

Josep Franch. Josep Franch.

Josep Franch. / Víctor Rodríguez / efe

Josep Franch compareció en los medios oficiales del Betis Energía Plus para ofrecer su valoración acerca de la notable mejoría del equipo y la derrota del pasado domingo en San Pablo frente al Barcelona, que puso fin a una dinámica muy positiva.

"Perder contra el Barça fue una lástima porque empezamos muy bien y dominamos por momentos. En la segunda parte pegamos un bajón considerable que nos lastró el resto del partido. La nota positiva es que aun perdiendo el equipo dio la cara hasta el último segundo, así que estoy orgulloso de mis compañeros", aseguró el catalán.

Franch no quiere que el reciente tropiezo empañe la trayectoria ascendente del Betis, pues una cosa tiene clara: el equipo tiene hambre de victorias. "Ante Zaragoza íbamos perdiendo por 17 y conseguimos la victoria. Estamos demostrando que somos competitivos y que vamos a luchar hasta el final", recalcó.

El nuevo mantra en el vestuario verdiblanco es pelear por la victoria con independencia del rival que esté enfrente, algo que el base reconoce que no se hizo en algunos partidos del principio de la temporada: "Pero cambiamos bastante el chip y nos centramos más en la defensa. La media de puntos ahora es de 70 y poco. Eso nos permite competir".

A ello contribuyó también la llegada de Óscar Quintana al banquillo. Así lo cree el base, quien no niega que el equipo y él mismo necesitaron un periodo de adaptación hasta conseguir ganar.

"Al principio costó algo más, sobre todo porque me llevé dos partidos sin jugar, pero con trabajo y sacrificio el entrenador me ha dado la oportunidad y estoy muy agradecido", afirmó.

Arrastrado por la ansiada recuperación del equipo, Franch vive "un buen momento personal". "Estoy en buena línea, me esfuerzo al máximo en los entrenamientos y cuando estoy en la cancha intento aportar puntos y dirección", aseveró.

Su rendimiento al alza y la ayuda brindada al plantel en momentos clave se ha traducido en un mayor protagonismo que agradece y que espera que se mantenga en las próximas semanas.

"En Gran Canaria tuve un buen partido, logramos la victoria ante un equipo que no había perdido allí. Eso fue un golpe sobre la mesa. Si puedo ayudar desde la cancha estaré encantado, y si es desde fuera seré el primero en celebrar las canastas", revela el jugador de Badalona.

Y es que la posición de base es sin duda la que más competencia tiene, algo nuevo para Franch, y al mismo tiempo un aliciente extra de motivación. "Es una situación extraña el que haya cuatro bases en el equipo. Nunca la tuve antes en mi carrera. Pero somos polivalentes. Donnie y yo podemos jugar al uno y al dos, así la rotación es mucho más fácil", destaca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios