Precedentes para la ilusión

  • Desde la temporada 1996-97, 21 equipos se salvaron pese a estar en descenso en la undécima jornada

  • El equipo sevillano lo logró dos veces

Alfonso Sánchez intenta frenar la progresión de Artem Pustovyi en el partido frente al Obradoiro. Alfonso Sánchez intenta frenar la progresión de Artem Pustovyi en el partido frente al Obradoiro.

Alfonso Sánchez intenta frenar la progresión de Artem Pustovyi en el partido frente al Obradoiro. / RAúL CARO / efe

A la quinta fue la vencida para Óscar Quintana, que tras su llegada al banquillo del Betis Energía Plus había intentado por todos los medios revertir la mala dinámica del equipo. Sin duda, el triunfo en casa ante el Obradoiro puede ser el punto de inflexión que haga resurgir al cuadro bético de sus cenizas, pues nada está perdido. Y ya se encargan los precedentes de demostrarlo.

Y es que, con el actual formato de la ACB, la mitad de los equipos que estaban en descenso en la undécima jornada lograron salvarse. O lo que es lo mismo: 21 de 42. Un 50% tan exacto como equilibrado, por lo que el Betis tiene dos opciones: ver el vaso medio lleno o medio vacío. Pero después de llevarse la primera alegría de la temporada, lo lógico es ver más el agua que la ausencia de la misma.

De los 21 precedentes en 13 campañas se salvó uno de los dos equipos que ocupaban la zona de peligro, como el pasado mayo con el Fuenlabrada. Y en cuatro ocasiones se salvaron los dos equipos que iban últimos en la undécima jornada, con la 2008-09 como precedente más cercano. Por último, en sólo cuatro de las 21 temporadas con este formato liguero, los dos colistas a estas alturas del calendario fueron los mismos que acabaron consumando el descenso.

Es cierto que de los 21 equipos que se salvaron, 14 ocupaban la penúltima posición tras la disputa de la undécima fecha, pero tampoco es una quimera pensar en la permanencia pese a ocupar el farolillo rojo. Seis precedentes demuestran que es posible: el Etosa Alicante de la 2003-04, el Menorca de la 2006-07, el Estudiantes de la 2007-08, el Alicante de la 2010-11 y el Manresa en la 2014-15, los mejores ejemplos seguidos.

Y otros dos antecedentes resultan especialmente significativos para los intereses verdiblancos, pues los protagonizaron el Caja San Fernando en la 2005-06 y el Cajasol de la 2008-09. Con otros nombres y colores, ello es cierto, pero llama la atención que sea precisamente el conjunto sevillano el único colista que repitió machada. Además, junto al Estudiantes es el único colista que logró salvarse tras sumar sólo un triunfo en los primeros 11 partidos del curso.

El club sevillano logró la permanencia en la 2005-06 partiendo como colista en la undécima jornada, si bien entonces llevaba un parcial algo más alentador de 3-8. Por ello, más complicada fue la salvación de la 2008-09, cuando tardó cinco jornadas en cantar victoria -con un imponente triunfo ante el Real Madrid por 109-116-. Sin embargo, el rumbo no cambió a partir de entonces, pues el parcial negativo llegó a ser aún peor (1-12 en la decimocuarta jornada).

Si aquella crítica situación no fue sinónimo de descenso, la actual no tiene por qué serlo. Los números incitan a pensar en positivo y las estadísticas revelan momentos aún más crudos. Pero no caben muchos más tropiezos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios