Betis E-Plus

Quintana estará contra el Joventut

  • El club confía en contar ya, al menos, con un base para ese duelo

Óscar Quintana observa las evoluciones de sus jugadores en un entrenamiento junto a Rocky Jarana. Óscar Quintana observa las evoluciones de sus jugadores en un entrenamiento junto a Rocky Jarana.

Óscar Quintana observa las evoluciones de sus jugadores en un entrenamiento junto a Rocky Jarana. / juan carlos vázquez

Las opciones del colista de la Liga Endesa, Betis Energía Plus, pasan por los dos próximos encuentros, lo cuales afrontará como local ante el Joventut y el Andorra. El conjunto bético acumula seis derrotas seguidas y no conoce el triunfo en lo que va de año tras la racha de cuatro victorias con las que Óscar Quintana le dio esperanza a un conjuntomuerto. Ahora es la imagen que el equipo demostró en ese tiempo y las opciones que ha tenido de llevarse los duelos en Burgos y contra el Gipuzkoa y el Estudiantes (en todos entró en el último cuarto con ventaja) lo que le da una vida extra al técnico, que se sentará en el banquillo en el vital y decisivo duelo ante la Penya.

Será el 4 de marzo cuando el cuadro verdinegro visite Sevilla. Quedan 20 días por el parón por la Copa del Rey este fin de semana, pese a la amenaza latente de huelga convocada por el sindicato de jugadores, la Asociación de Baloncestistas Profesional (ABP), y la ventana FIBA de la próxima semana, por lo que el entrenador decidió dar descanso a la plantilla hasta el próximo 19 de febrero, aún con dos semanas de margen para preparar el partido contra el Joventut -sin Schilb ni Nelson, que estarán con sus selecciones-. No es un premio, se insiste en la entidad, sino la necesidad de resetear y desconectar para volver con las pilas cargadas.

Para entonces la intención del club es que Quintana cuente con una cara nueva que refuerce la posición de base en lugar de Draper, que debería salir en los próximos días a consecuencia de su expediente disciplinario. Se busca un director de juego puro que enderece el rumbo de la nave bética y que dé estabilidad a una posición que no ha tenido dueño casi desde el inicio de la temporada. Mikel Úriz, quizá, está siendo a su nivel el más regular y Franch, capaz de cambiarle el ritmo al equipo y darle un plus, parece que no cuenta con toda la confianza del técnico. Draper saldrá y si se encuentra un exterior en el mercado (además del base), puede que McGrath siga el mismo camino.

Con Quintana y, posiblemente, con un base (y si se pudiera con otro tirador), el Betis Energía Plus quemará los últimos cartuchos en busca de una salvación que está a dos victorias cuando faltan 14 partidos. Pero todo pasa por esos dos próximos partidos en casa ante una Penya con un nuevo entrenador al mando como Carles Durán, en lugar de Diego Ocampo, y un refuerzo que ya ha jugado los dos últimos encuentros como Nico Laprovittola. Después, una semana más tarde, llegará un Andorra que puede marcar el destino sevillano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios