La anotación pierde a sus especialistas

  • Las prestaciones de Kelly y Schilb se redujeron en los encuentros frente al Baskonia y al Gipuzkoa

El jugador del Betis Energía Plus Ryan Kelly tira a canasta en un entrenamiento. El jugador del Betis Energía Plus Ryan Kelly tira a canasta en un entrenamiento.

El jugador del Betis Energía Plus Ryan Kelly tira a canasta en un entrenamiento. / Juan Carlos Vázquez

Si hay un factor que ha motivado la cadena de cuatro derrotas que ha vuelto a generar zozobra en el seno del Betis Energía Plus es la defensa. Perdida la tensión, sin la concentración y el compromiso de las jornadas anteriores, el equipo bético se ha vuelto a ver sin un importante ancla que estabilizaba la nave. Y si a ese factor se une la pérdida de acierto de sus elementos vigía, los anotadores, la consecución de partidos perdidos se convierte en una sencilla cuestión de lógica elemental.

Cuando los dos jugadores que cargaban con el peso del equipo en el capítulo ofensivo han disminuido su rendimiento, el cuadro verdiblanco se ha visto inerme para lograr las victorias deseadas. Así ha sucedido en los dos últimos partidos -ante el Gipuzkoa y frente al Baskonia-, principalmente en el encuentro del pasado domingo disputado en San Pablo contra el conjunto guipuzcoano. En esa ocasión, el día que se produjo la cuarta derrota consecutiva del Betis -que igualaba la racha positiva inmediatamente anterior de cuatro victorias-, ni el ala-pívot estadounidense ni el alero checo estuvieron a la altura de sus números de la temporada.

Contra el Baskonia, hace dos domingos, Kelly sumó 13 puntos y Schilb hizo nueve. Frente al Gipuzkoa las cifras fueron aún peores: Kelly acabó con nueve puntos y el checo, con seis. Ambos registros reducen sus aportaciones promedio durante las 18 jornadas disputadas, pues el cuatro estadounidense anota de media 15,6 puntos, mientras que el tres encesta 10,6.

Otro dato que demuestra la pérdida de influencia en el juego ofensivo del equipo de los dos jugadores mencionados, los verdiblancos más importantes en esa faceta, se revela midiendo la cuota de puntos con respecto a la anotación total. El porcentaje de puntos por partido de Kelly y Schilb supone más de un tercio de lo que produce el equipo (un 34,5%). En los dos últimos encuentros, el cociente agregado de los dos jugadores se redujo al 31% contra el Baskonia y a un escaso 16% frente al Gipuzkoa.

El regreso de Kelly y Schilb a su máxima capacidad de cara al aro rival será fundamental en las próximas jornadas para que el Betis Energía Plus vuelva a ganar. El próximo rival, el Valencia, no lo pondrá nada fácil. El contexto tampoco es el más idóneo: es improbable que el equipo valenciano, que cayó en la Euroliga ante el Anadolu Efes, repita un tropiezo, menos aún celebrando en la Fonteta el domingo el vigésimo aniversario de su primera Copa del Rey. El ambiente en el plantel verdiblanco no será precisamente el de una fiesta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios