montakit-betis energía plus

La inspiración vale doble (91-94)

  • Una canasta de Schilb a falta de 15 segundos para el final sella el segundo triunfo seguido del Betis Energía Plus ante el Fuenlabrada en un partido que enloqueció en el último cuarto.

El bético Nelson defiende a Cruz. El bético Nelson defiende a Cruz.

El bético Nelson defiende a Cruz. / EFE

El Betis Energía Plus necesitaba ganar tras las victorias matutinas de sus rivales directos -Burgos y Joventut- y sumó el segundo triunfo seguido después del logrado contra el Unicaja. La misión resultó cumplida en un partido igualado ante un Fuenlabrada que contó con los activos anotadores de Paco Cruz y Popovic, quienes fallaron en las últimas en los instantes claves. Al equipo bético le sucedió lo contrario: su jugador menos inspirado ayer, Schilb, cargado de faltas desde el principio, fue el más listo del recreo, quien selló el triunfo con una canasta a falta de 15 segundos.

El Betis mandó durante casi todo el choque. Así fue en el primer cuarto hasta la igualada que impuso Paco Cruz con un triple sobre la bocina del periodo. El resultado no hizo justicia a un comienzo en que el equipo bético exhibió un notable espíritu colectivo, en ataque y en defensa.

Menos Schilb, sin puntos en su casillero -valga la paradoja-, a quien le pesaron las dos faltas cometidas tan pronto, el resto de los jugadores del quinteto se repartían la anotación. Hacían un daño particular en la zona fuenlabreña las penetraciones de Booker y Nelson, ya fuera provocando faltas o encestando canastas bajo a milímetros del aro.

El equipo bético, que mandaba también en los rebotes, se imponía debajo de los dos aros. Cosa distinta era el exterior. El Fuenlabrada se mantenía en el marcador gracias a Popovic, sobre todo, a la irrupción de Paco Cruz desde el banquillo y a sus interiores, cuando el croata veía a sus compañeros solos cuando los béticos se cebaban sobre él.

Los jugadores del banquillo bético se sumaron a la causa en el segundo cuarto. Los Úriz, Franch, Alfonso Sánchez y Golubovic, a falta de acierto de cara a la canasta rival, activaban el piloto de la contención. La defensa y la aportación anotadora de un Booker a quien parecía no agotársele los recursos ofensivos (nueve puntos en este segundo cuarto) estiraron la ventaja verdiblanca a diez puntos en el ecuador del segundo cuarto (29-39).

Y, mientras el Betis seguía mandando en la zona -Franch y Booker realizaba continuas razias en la zona rival-, la escuadra local hacía lo propio desde fuera. Popovic y Cruz, sobre todo el mexicano, quien se alternaba en el protagonismo con el croata, lograron reducir la desventaja a tres puntos en el descanso (43-46).

El partido, de nuevo igualado, se ofrecía en su dimensión más taquicárdica, algo a lo que el aficionado cajista está inmunizado. Así se adivinaba pese a los nuevos buenos minutos ofensivos del Betis en el comienzo del tercer cuarto: Schilb (quien anotó sus primeros dos cuando habían transcurridos 21 minutos del encuentro), Kelly, Anosike, Nelson y Booker se intercambiaban la responsabilidad ofensiva. Y lo hacían de maravilla.

Tanto fue así que un parcial de 0-13 situaba el marcador en un bonancible 50-64 en el ecuador de este tercer periodo. El entrenador del Fuenlabrada, Néstor García, se las compuso para acabar con la sinfonía coral bética. Y lo hizo con un tiempo muerto que reactivó a los suyos. O'Leary, quien se encargó de derrocar la hegemonía reboteadora visitante, y Popovic, a base de triples y tiros libres, reducían paulatinamente la distancia en el marcador: 61-70 al final del tercer cuarto, una ventaja verdiblanca que se mantuvo gracias a los galones que Anosike iba ganándose.

Llegaba el tiempo decisivo. Cargados de personales Nelson y Schilb -con cuatro el checo a falta de más de 15 minutos para el final-, regresaba a la cancha el quinteto incial. El último cuarto, sin embargo, comenzó con Popovic y Cruz atinados. Dos triples suyos al inicio pusieron a tres puntos a los madrileños (67-70). Más sólido en la zona, el Betis siguió acusando una semana más el bombardeo desde el perímetro. Una falta antideportiva señalada a Alfonso Sánchez, a falta de siete minutos para la conclusión del choque, devolvió a los fuenlabreños la ventaja en el marcador (79-77), algo de lo que no habían disfrutado desde el 2-0 de la jugada posterior al salto inicial.

El partido entró en un intercambio de golpes. Los exteriores locales frente a los penetradores visitantes (Nelson y Booker), más la ayuda de un Anosike que quería patentar un gancho eficaz. Los minutos cruciales se presentaban pues con una extrema igualdad. Como ante el Unicaja, el partido tenía visos de decidirse más por errores que por aciertos. Parecía un partido de recreo: pierde quien falle. En ésas, el Betis encontraba los mismos problemas para parar a Popovic y Cruz que el Fuenlabrada para contener al inspirado cinco bético.

El empate imperaba en el marcador a falta de dos minutos (87-86). Según caían los segundos, más complicado era tomar la responsabilidad. O'Leary anotó para el Fuenlabrada (89-88), Booker contestó a falta de un minuto y medio (89-90). El partido se consumía y la pelota pertenecía ya a los buenos, a los caros. El cronómetro marcaba sólo segundos y Cruz, que le tocaba, falló un triple decisivo. Era el turno del Betis: falló Kelly, pero el equipo tuvo otra oportunidad. Erró Booker. Pero hubo otra que Schilb no falló (89-92). Fue el más inspirado. La defensa posterior de Kelly sobre Popovic en la última jugada obligó al croata a una inservible penetración. El partido estaba ganado.Zagorac viajó pero no disputó minuto alguno

Ficha técnica:

91 - Montakit Fuenlabrada (26+17+18+30): Vargas (4), Popovic (24), Llorca, Smits (6), Olaseni (7) -quinteto inicial-, O'Leary (10), Paco Cruz (29), Eyenga (9), Rupnik (2) y Karnowski.

94 - Real Betis Energía Plus (26+20+24+24): Booker (26), Nelson (18), Schilb (6), Kelly (13), Anosike (18) -quinteto inicial- Sánchez (3), Urtasun, Úriz, Golubovic (6), Franch (2) e Iván Cruz (2).

Árbitros: Pérez Pérez, Rial y Fernández. Sin eliminados.

Incidencias: partido de la vigésimo quinta jornada de la Liga Endesa en el Pabellón Fernando Martín de Fuenlabrada (Madrid) ante 4.816 espectadores. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios