betis energía plus

Una receta que nadie administra

  • Úriz, como Quintana, insiste en la necesidad de jugar como un equipo

Mikel Úriz avanza con el balón en el último partido contra el Real Madrid. Mikel Úriz avanza con el balón en el último partido contra el Real Madrid.

Mikel Úriz avanza con el balón en el último partido contra el Real Madrid. / f. ruso / acb photo

Desde hace semanas los problemas del Betis Energía Plus están diagnosticados y la medicina recetada: jugar más como equipo. Sin embargo, ni Alejandro Martínez, antes, ni Óscar Quintana, ahora, han sido capaces de revertir la situación. Ni siquiera los propios jugadores, conscientes de ello, han cambiado este aspecto en las nueve jornadas disputadas hasta ahora, con nueve derrotas que han llevado al equipo a estar "en un momento muy complicado que hay que invertir cuanto antes". "Luchar, tener las cosas claras y hacer lo que nos piden. Si hacemos lo que tenemos que hacer, podemos traernos de Tenerife la primera victoria", explicó a los medios del club Mikel Úriz.

"El baloncesto es un juego colectivo. A veces los nombres no sirven de nada. Hay que ser un equipo, competir los partidos y ganarlos. No hemos sido un conjunto. Es complicado luchar contra rivales sólidos si hacemos la batalla por nuestra cuenta. Alfonso Sánchez hablaba de actitud, que también es importante. Pero este deporte se juega con la cabeza y hay que ser listos. Si permites canastas fáciles y a ti no te las permiten, pues es muy complicado. Es cuestión de actitud y de ser listos", afirmó el navarro, que añadió: "El vestuario está tocado, pero con ganas de sacar esto adelante. Tenemos que conseguir cuanto antes la primera victoria, coger confianza y venirnos para arriba".

Pero las derrotas pesan. Cada vez más y eso se nota en la pista. "Hay que intentar no perder la cara a los partidos. Cuando se nos van de ocho o nueve puntos bajamos los brazos y eso no lo podemos permitir. Si conseguimos una victoria o dos, seguro que esos tiros liberados entrarán. Ahora es el revés. La cabeza es muy importante. En nuestra mano está ser fuertes atrás y que no nos metan más de 90 puntos", apuntó el base, que confía en que Draper sume al grupo: "Nos vendrá muy bien su experiencia. Tiene que ayudarnos a dar un salto de calidad y conseguir victorias, pero no gana sólo un jugador. Vamos a ganar si todos sumamos cuando estemos en la pista".

Para Úriz el parón liguero de este fin de semana puede irle bien al grupo. "Hemos intentado liberar la mente para empezar de cero, sabiendo todo lo que hemos hecho mal para corregirlo". Será clave cambiar la mentalidad cara al encuentro de la próxima jornada ante el Tenerife: "En esta Liga todos los partidos son complicados. Tenemos que ir allí como si fuera una final y traernos la primera victoria. En ataque tenemos calidad, podemos jugar más coral, pero la clave es ser sólidos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios