Alberto de Mónaco se relaja en Marbella sin su esposa

Alberto II de Mónaco se ha olvidado por unos días sus responsabilidades como jefe de estado del Principado y ha realizado una escapada con unos amigos a la Costa del Sol. Concretamente, el soberano monegasco viajó a la localidad malagueña de Marbella, donde jugó al golf, paseó por la playa y disfrutó de la compañía de unos amigos en un chiringuito, entre otras actividades.

El príncipe Alberto fue fotografiado especialmente cariñoso con dos chicas, una morena y otra rubia, mientras no había ni rastro de su esposa, la princesa Charlene, que tras haber estado varias veces en París las últimas semanas para asistir a desfiles y a otros eventos relacionados con la moda, esta vez parece que prefirió quedarse en palacio. De hecho, el matrimonio no coincide en público desde que presidieron hace varios días en Montecarlo la gala benéfica destinada a recaudar fondos para Sudáfrica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios