Alessandra Ambrosio vive su mejor momento

Alessandra Ambrosio supo desde muy pequeña que su vida giraría en torno a las pasarelas, por eso cada vez que sube a una de ellas se siente tan fuerte. Ayer sopló las velas de su 35 cumpleaños, una edad a la que muchas de sus compañeras de profesión ya empiezan a despedirse del mundo de la moda pero que, en su caso, la retirada aún se atisba aún demasiado lejana.

Alessandra sigue siendo una de las preferidas de Victoria's Secret, una firma con la que colabora desde hace 15 años y en la que ha sido la única elegida para lucir el Fantasy Bra (el sujetador joya con el que sorprenden cada año) en dos ocasiones. Sigue siendo el referente de la marca lencera, a pesar de los estrictos cánones de belleza que aplica en sus modelos y, sobre todo, teniendo que medirse a diario con chicas a las que casi dobla la edad.

Pero haber llegado a los 35 y ser madre de dos hijos no es, ni mucho menos, un hándicap para esta brasileña de cuerpo de infarto. Ella sabe que atraviesa por uno de sus mejores momentos y así lo ha reconocido a la revista The Edit, donde asegura rotunda que ahora tiene mejor cuerpo que antes de ser madre. "No es sólo porque lo trabajo mucho, cosa que antes no hacía, sino también porque ahora está más formado", recalca.

Sus medidas casi perfectas (88-61-89) son su mejor carta de presentación y también su mejor aval a la hora de realizar una afirmación tan tajante como ésta. No obstante, la brasileña tiene claro que no puede jugar con la comida porque de ello depende su futuro, por eso deja claro que siempre que se excede (sobre todo después de visitar su país natal, donde suele comer más hidratos que de costumbre) recurre a dietas drásticas que no superan las 1.200 calorías. De la misma forma, recalca que para seguir estando en lo más alto debe estar en una excelente forma física y por eso la visita al gym es una constante en su día a día.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios