Europa corre contra el miedo

  • Londres, con 36.000 corredores y Hamburgo, con 30.000, rinden tributo a las víctimas de Boston manteniendo sus planes pero reforzando la seguridad

Seis días después del atentado de Boston tres ciudades europeas, Londres, Hamburgo y La Coruña, reciben hoy en sus calles a una marea humana resuelta a desafiar el miedo para llevar a término el trabajo realizado en largas sesiones de entrenamiento.

El maratón de Londres, uno de los grandes, tendrá 36.000 corredores en la salida; Hamburgo, 30.000, y La Coruña, que cumple sólo su segunda edición, acogerá una cifra mucho más modesta, cerca de 3.000, para celebrar los campeonatos de España.

Las explosiones del pasado lunes en las inmediaciones de la meta de Boston han obligado a los organizadores a redoblar las medidas de seguridad y a introducir fórmulas para rendir tributo a las víctimas de la violencia terrorista, convencidos de que seguir adelante es el mejor homenaje.

El aspecto puramente deportivo y el pronóstico sobre posibles vencedores ha pasado a un segundo plano en estas circunstancias en beneficio de las medidas policiales para preservar la seguridad de los corredores, de sus familias y de los espectadores en una prueba que por su distancia (42.195 metros) es difícilmente controlable.

Londres sufrió en julio de 2005 el azote del terrorismo. Tres bombas en el metro y una en un autobús causaron 56 muertos, entre ellos los cuatro terroristas sospechosos. La capital británica ha reaccionado al atentado de Boston aumentando en un 40 % el contingente policial. El director ejecutivo de la carrera londinense, Nick Bitel, pretende llevar a cabo los planes de la carrera según el programa previsto, sin más alteraciones que el refuerzo de las medidas de seguridad.

La Policía inglesa habrá de cubrir un largo trayecto que empieza en Greenwich y pasa por lugares emblemáticos de la capital como el puente de la Torre, la noria y el palacio de Westminster antes de concluir en la avenida de Mall, cerca del Palacio de Buckingham. Los organizadores de estos primeros maratones tras el atentado de Boston se han apresurado a rendir homenaje a las víctimas. En Londres, los corredores portarán una cinta negra y guardarán treinta segundos de silencio antes de la salida; en La Coruña, la zona de llegada copiará la de Boston: la meta portará la misma leyenda y fecha. "Pese a toda la consternación por los atentados de Boston, no podemos permitir que le quiten la alegría a nuestro maratón. Queremos mostrar que no le tenemos miedo al terror, correr es una muestra de libertad", dijo el titular de Interior de la ciudad estado de Hamburgo, Michael Naumann.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios