Juanes teme por su seguridad

  • Tras el anuncio del concierto que celebrará en La Habana, el cantante colombiano ha denunciado que recibe amenazas en su página de Twitter.

El cantante colombiano Juanes ha denunciado ante la policía de Miami que ha recibiado mensajes amenazantes en su página de Twitter desde que anunció el concierto que pretende ofrecer, junto a otros artistas, el 20 de septiembre en Cuba.

Según la cadena de televisión Telemundo, a raíz de estos mensajes, el intérprete de A Dios le pido estaría considerando cancelar el Concierto por la Paz en la Plaza de la Revolución de La Habana, según el informe policial con fecha 15 de agosto citado por ese medio de comunicación.

La estrella del pop latino ha acudido al Departamento de la Policía de Key Biscayne, en el condado de Miami-Dade, para denunciar que le escribieron mensajes anónimos que señalaban "prefiero morir en la batalla que en prisión. Paz sin libertad".

Telemundo ha mostrado el informe policial y ha dicho que en el mismo se indica que el autor anónimo del mensaje utiliza una frase atribuida al escritor y filósofo francés Voltaire cambiando su sentido: "Odio lo que estás diciendo, pero morirás defendiendo tu derecho a decirlo". La frase original es "no comparto lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo".

"Juanes tomó esos mensajes como una amenaza y dice que teme por su seguridad y la de su familia", ha afirmado Telemundo. La televisión ha agregado que el artista colombiano está pensando en suspender el concierto que ha causado la polémica y el rechazo de varias de las principales organizaciones del influyente exilio cubano de Miami, así como de reconocidos artistas e intelectuales cubanos en el destierro.

El ganador de doce premios Grammy Latino ratificó que ofrecerá el concierto en una entrevista publicada hoy por el diario El País de España. Esos grupos y artistas cubanos han coincidido en señalar que Juanes en vez de cantar por la paz en un país que no está en guerra, debe ofrecer un concierto por la libertad de los cientos de presos políticos de la isla caribeña, por la convocatoria a elecciones, y el respeto a los derechos humanos.

El viernes, un grupo de exiliados destruyó a golpe de martillo copias de discos del artista colombiano, y quemó una camisa negra en la famosa Calle Ocho de Miami. Juanes se ha defendido argumentando que el evento carece de tintes políticos y que es un "concierto blanco" producto del amor que le tiene a Cuba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios