Obama ordena el estado de emergencia en Texas

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, emitió ayer una declaración de emergencia para el estado de Texas con el objetivo de facilitar las tareas de recuperación tras la explosión de la planta de West, que dejó al menos 14 muertos y 200 heridos el pasado miércoles.

La orden del presidente Obama autoriza a la Agencia Federal de Gestión de Emergencias a "identificar, movilizar y proveer a su discreción el equipo y los recursos necesarios para aliviar el impacto de la emergencia". "Quiero que sepan que no me he olvidado de ellos", declaró Obama en una rueda de prensa centrada en la captura del sospechoso de los atentados de Boston, Dzhokhar Tsarnaev. "Nuestros pensamiento y oraciones están con la gente de West, Texas, donde tantas personas han perdido la vida y tantas siguen desaparecidas", declaró el presidente, quien no pudo evitar reconocer que "ha sido una semana muy dura para el país".

No se descarta que el número de fallecidos incremente con el paso de las horas al tiempo que se redoblan los esfuerzos para la búsqueda de cuerpos calcinados entre los escombros. Alrededor de 200 personas permanecen heridas, según la cadena ABC, incluido el personal de emergencia que acudió a las primeras llamadas de emergencia. Las tareas de búsqueda ya han revisado la planta, una guardería y un bloque de apartamentos cercano que han quedado gravemente dañados por la explosión.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios