Olivia de Borbón, la 'joya de la corona'

  • La aristócrata, que no se pronuncia sobre su posible nuevo amor con un conde alemán, es embajadora de la línea juvenil de una joyería sevillana.

A pesar de su timidez, Olivia de Borbón está convencida de que, lo que quiere en la vida, es ser actriz. Enamorada de las cámaras desde que, con cinco años, protagonizara un anuncio televisivo, la que, hasta hace poco, fuera novia de Sebastián Palomo Danko, hijo de Sebastián Palomo Linares y Marina Danko, no se pronuncia acerca de un posible nuevo amor. Sin embargo, una reciente portada ha descubierto a la hija del duque de Sevilla compartiendo cariñosos instantes con un conde multimillonario alemán afincado en Estados Unidos. ¿Sonarán en 2012 campanas de boda para nuestra entrevistada?

-Hay titulares que afirman que está de nuevo enamorada...

-Yo no he dado nombre ni apellidos ni nada. Me lo están preguntando mucho pero no me gusta hablar de ciertas cosas. Sebastián ha sido mi única pareja conocida y, a mi edad, obviamente que no ha sido mi única pareja. Hay cierta parcela de mi vida que no comparto con nadie. Ni con mi familia, ni con mis amigos. Y eso seguirá siendo así.

-Entonces, esta Navidad, ¿brindará con champán y un anillito en la copa?

-(Risas) Brindaré con los míos y en mi casa.

-Es una aristócrata poco usual...

-Lo mismo por el hecho de criarme en América, donde era una más y nuestro origen no significaba nada. Lo que vale es ser buena persona.

-En lo sentimental, ¿la mancha de mora con otra se quita?

-No. Cada relación es diferente. Sebastián ha sido muy importante para mí y lo demuestra el hecho de que sigamos el contacto.

-¿No le regalaba suficientes joyas? (risas)

-Él es un chico fantástico. De todos modos, las joyas buenas suelo comprármelas yo misma.

-"Sé que soy muy buena actriz pero mi apellido me cierra puertas"... ¿Le suena?

-Lo he dicho yo. Me consta que hay quien me considera una caprichosa niña de papá y no es verdad. Me he esforzado siempre mucho para tener lo que tengo.

-Está en el centro de la polémica Iñaki Urdangarín... ¿Alguna opinión, como Borbón, al respecto?

- No me gusta prejuzgar y aún no ha habido juicio. Aparte, es un tema espinoso porque no me pronuncio sobre la Casa Real. Son el mayor punto de relaciones públicas de este país y, en mi opinión, hacen una gran labor en todo. Ya se verá.

-Cerremos 2011 con positividad... ¿no?

-Pues sí. Ha sido un año muy duro. La crisis, y la tensión, crea crispaciones y miedos.

-¿Alguna petición para el 2012?

-Ojalá empecemos a salir. Y salud. Sin ella no hay nada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios