Pieles radiantes con lujos cotizados

  • Oro, diamantes, caviar o polvo de perlas son sólo algunos de los lujos incorporados a principios activos de cremas con resultados muy sorprendentes

De unas temporadas a esta parte, hemos asistido a la invasión en el mercado de productos que anuncian verdaderos milagros basándose en el empleo de codiciadas materias primas como el oro y los diamantes. Una oferta que no está al alcance de todos los bolsillos y que, fácilmente, puede suponer el desembolso de entre 200 y 300 euros. Ahora bien, ¿merece la pena dicho gasto? ¿Son tan excepcionales los resultados prometidos?

Si atendemos a las voces que provienen de los laboratorios de alta tecnocología -que precisan inversiones millonarias y pasan años investigando sobre la cuestión-, es indudable que, los beneficios sobre nuestra piel, son inmediatos. Algunas firmas, como La Prairie, apuestan por el caviar para potenciar el rejuvenecimiento de nuestro cutis que, más claro y radiante, encuentra en dichas huevas de esturión un aliado infalible. Shiseido, por su parte, dispone de una "poción mágica" con una fragancia de una rosa creada, nada más y nada menos, que en unas dependencias de la NASA. Future solution es el nombre de esta invención y, las microcápsulas de algas marinas, su componente principal.

Son sólo dos ejemplos de los muchos que podríamos seguir ofreciendo y que pasan por marcas del nivel de Kanebo, que ha logardo detener el reloj biológico con una mezcla de tofu, carnitina, estracto de seda y ácido hialurónico (entre otros); Guerlain, confiada en el extracto molecular de orquídea imperial para estimular el regreso a la juventud; o Armani, cuya Crema Nera recupera la fuerza de la obsidiana -piedra volcánica de la isla de Pantellería- para que podamos presumir de tersura, suavidad y luminosidad.

Las posibilidades son muchas y, en una época de crisis, el dinero, poco. No obstante, se trata éste de un sector donde, en general, las ventas se han mantenido. ¿Vuelve a confirmarse aquello de "antes muerta que sencilla"?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios