Los bikinis se llevan al extremo

  • Arriesgarse hasta el final con cualquier tendencia es la máxima de este verano

Las que marcan tendencia son unas pocas elegidas. En el universo de la moda hay escasas bocas que hablan y muchos oídos que escuchan. Los editores de moda, las marcas y sobre todo ellas, las famosas, son quienes dictan lo que se lleva en cada temporada. El resto del mundo no tiene más remedio que tomarles la palabra si quieren ir a la última. Pero, ¿son de verdad fiables sus opiniones? La experiencia es la mejor unidad de medida para evaluar esta realidad. En numerosas ocasiones las apuestas más arriesgadas son las que tienen menos calado en la sociedad. Ya sea por imposible, o porque el punto de locura se les ha ido de las manos.

Es el caso por ejemplo de la última tendencia de los bikinis de verano. Hace unos días ya hablábamos de que el bañador le estaba ganando la batalla al traje de dos piezas, pero este parece querer ir más allá. Y algunas, todavía, apuestan por él. La marca Bamba Swim lanzó un modelo que tuvo gran acogida en las redes sociales. En la parte de arriba tiene forma de V invertida, lo que realza el pecho. Este bikini triunfó a principios de verano en las redes sociales por la novedad de introducir algo diferente al resto de firmas y era atractivo para el público. Una tendencia imposible es el bikini de terciopelo. Con el calor del verano este tejido es una completa contradicción que solo se atreven a llevar algunas celebrities. Marcas como H&M u Oysho los han puesto a la venta. A pesar de ser muy arriesgado, mucha gente lo ha comprado para usarlo como top y no en la playa.

El nude es un color que hace pocos años estuvo en todas las pasarelas. Tiene sus ventajas ya que realza el moreno y le da un toque elegante a cualquier look. Pero claro, si lo usas en un bikini como la cantante Beyoncé, se vuelve complicado porque puede parecer que no llevas nada puesto, ya que es un tono muy parecido al color de piel. Aún así, muchas famosas como Katy Perry o Alessandra Ambrosio apuestan por él.

La última tendencia en trajes de baño es parecer que vas en ropa interior. Un bikini blanco con encaje se puede confundir fácilmente con un conjunto de lencería. Bella Hadid suele lucir su cuerpazo con este tipo de bikini.

En verano, el sol y el calor apretando pueden dar pie a confundir ideas y arriesgarse más de la cuenta. Y claro, como las celebrities ya lo han hecho antes, ¿por qué nosotras no?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios