"Soy una buena influencia para vuestras hijas"

Justin Bieber no está contento con haberse ganado el corazón de millones de adolescentes en todo el mundo, ahora también quiere el de sus padres. El cantante ya no es el niño que se hizo famoso en todo el planeta con su flequillo alisado a base de plancha, ahora, a sus 17 años, presta una imagen mucho más adulta, que nada tiene que ver con la que conocimos de él hace sólo unos años. Viste como un gentleman en las galas a las que es invitado y hasta mantiene una relación formal con otra estrella de la música juvenil, Selena Gómez. Todo esto sumado al reciente revuelo en el que se vio involucrado, en el que una joven aseguró que el cantante era padre de su bebé, han llevado a Justin a tomar una decisión: tiene que cuidar de sus fans para que su fulgurante carrera no se vea ensombrecida bajo ningún concepto. Y qué mejor que empezar ganándose a los progenitores de las miles de chicas que compran sus discos, van a sus conciertos y forran sus carpetas con cientos de fotografías suyas.

El canadiense no se ha andado con chiquitas y ha optado por la manera más directa y al mismo tiempo más fiable: grabar un vídeo en el que mientras sus incondicionales suspiran al escuchar la voz de su ídolo los padres de ellas escuchan las intenciones de éste, que no son otras que hacer más feliz la adolescencia de sus fans. Muy seguro de sí mismo, Bieber afirma que es "una buena influencia" para las niñas que lo siguen con tanto fervor.

El mensaje, que ya ha dado la vuelta al mundo, empieza con un Justin decidido que mirando a cámara pronuncia las siguientes palabras: "Oye, papá. Soy Justin. Su hija quería que habláramos. Lo entiendo, soy una mega estrella". A lo que añade: "Podría ser mucho peor. Piense en ello. ¿Recuerdas cuándo tenías su edad? Sí, exacto... Soy una gran distracción. Ella ni si quiera pensará en él y, algún día, puede que incluso me des las gracias. Así que la próxima vez que la oigas gritando mi nombre, relájate. Es mejor que escucharla gritar Joey, el vecino de al lado. ¿Estoy en lo cierto?". Un texto cortito pero directo que igual podría tranquilizar a algún padre si realmente tuviera la intención de hacerlo. Pero no. El mensaje no va destinado a aquellos que tienen en el cerebro su vocecita de chaval por culpa de la radio de sus hijas adolescentes sino a ellas mismas. El vídeo, aunque pueda parecer un intento de borrar cualquier mala imagen que se haya podido formar sobre él, simplemente se trata de una promoción de su nueva fragancia Someday.

¡Justin es todo un hombrecito! Mientras toma cartas en el asunto para que su carrera siga cosechando éxitos, también tiene tiempo para cuidar de su novia. Ambos han sido invitados a una boda en México, en la que acabaron simulando la suya propia y sellando su amor con un beso de película. Sí papás, a esas edades el amor se vive con pasión. Justin y Selena se lo pueden contar...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios