Se hincan el diente

  • Robert Pattinson y Kristen Stewart desmienten con carantoñas los rumores de crisis en su pareja. Los protagonistas de la popular saga 'Crepúsculo' no sólo ya no ocultan su noviazgo en público, sino que además podrían estar pensando en darse el 'sí quiero'.

 El de Robert Pattinson y Kristen Stewart es un amor de película. Y muy rentable, por cierto. Los idolatrados protagonistas de la saga Crepúsculo, que acaban de ser nombrados los actores que más ingresos proporcionan en Hollywood,  se han quitado por fin todos los complejos mostrándose en público como lo que son: dos enamorados. Tanto es así que ante los rumores de crisis en su pareja, ellos responden con carantoñas y miradas cómplices a la vista de todos, abandonando de una vez por todas la frialdad con la que solían comunicarse en sus apariciones ante sus millones de seguidores y, sobre todo, la prensa.

Muy acaramelados y más unidos que nunca se han dejado ver en la enorme gira que están dando por el planeta para presentar la primera parte de Amanecer, la nueva entrega de la saga que los hizo famosos. Quién le iba a decir a Stephaine Meyer, la creadora de Crepúsculo, que los actores encargados de dar vida al enigmático vampiro Edward Cullen y la cautivadora Bella Swan acabarían enamorándose en la vida real, y todo apunta que va para largo. Según el círculo más íntimo de la pareja, ambos están pensando en pasar por el altar e incluso ya podrían haber empezado a repartir las invitaciones de boda entre sus familiares y amistades más cercanas. Parece que tras darse el 'sí quiero' en la gran pantalla, les apetece dar ese gran paso en la vida real sellando así su noviazgo, que ya dura tres años. Robert y Kristen se acaban de comprar un lujoso piso en Londres, ciudad natal del actor, tras tener que abandonar su casa de Los Angeles por el acoso de los medios y sus incondicionales seguidores, que tras mucho indagar, descubrieron su nido de amor. Y precisamente es en esta ciudad donde se especula que han decidido casarse. Una boda discreta y en la más absoluta intimidad, como no podía ser de otra forma.  

Con la vuelta al mundo de esta noticia, lejos quedaron los rumores de distanciamiento entre los actores. Las malas lenguas afirmaron que el británico se había encaprichado de la actriz Sarah Roemer y que ésta era la causante de una fuerte crisis en su relación con Stewart, pero nada más lejos de la realidad. Un buen amigo del intérprete ha aclarado que Rob no "sería infiel a Kristen ni en un millón de años" pues está enamoradísimo de ella. De la relación, que ya no ocultan, Pattinson dice que es ideal porque su chica y él están hechos el uno para el otro y  se complementan al cien por cien. Un amor que estas navidades no se vendrá a bajo a pesar de la distancia, ya que él las pasará en Londres y ella las celebrará en Estados Unidos. La realidad siempre supera a la ficción...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios