La nueva Isabel Sartorius

  • Tras fracasar como empresaria, la que fuera novia del príncipe Felipe ha dado comienzo a otra aventura profesional como 'coach' ejecutivo

Comentarios 2

 Isabel Sartorius está en pleno proceso de reciclaje. La que fuera novia del príncipe Felipe quiere empezar una nueva vida y qué mejor forma de hacerlo que cambiando de profesión. Tras fracasar en otros trabajos, Sartorius ha optado por pasar página y abrir nuevos horizontes. Una nueva etapa que ha empezado como debe ser: por los cimientos. Para reinventarse, la madrileña lleva varios meses formándose en una de las escuelas de coaching más prestigiosas de Madrid con el fin de convertirse en coach ejecutiva. Aunque suene algo paradójico, una vez finalizada su etapa como empresaria, de la que no salió muy bien parada, Sartorius se ha propuesto ayudar, en esta nueva aventura profesional, a otras empresas para que obtengan mejores resultados y trabajen al máximo rendimiento facilitándoles todas las herramientas, habilidades y técnicas para que sus trabajadores rindan mejor y saquen más beneficios en sus respectivos negocios. Según ha informado un amigo íntimo de la ex empresaria al portal web Vanitatis, una vez que ha finalizado este curso de 180 horas, entre teoría y práctica, ha decidido ir más allá y hacer otros módulos con los que perfeccionar aún más su nivel como coach. 

Tampoco se puede decir que la rubia haya tenido mala suerte en el terreno laboral, pues ha desempeñado distintas funciones a lo largo de su carrera. Así, ha realizado labores de comunicación en distintas marcas. No le fue tan bien en su salto al mundo empresarial en el que lanzó al mercado una línea de bolsos junto a su socia, Marta Oyarzábal. El negocio hizo aguas al poco tiempo evidenciando que una cara conocida no lo es todo para triunfar. Esta breve incursión en el mundo del diseño  le ha traído más de un quebradero de cabeza. Para montar este negocio, Sartorius fue avalada por su novio, Fernando Ballvé, y tras la muerte de éste sus herederos han reclamado a la que fuera pareja de su padre la deuda, una cifra que asciende a 200.000 euros y que ya le ha sido reclamada judicialmente.

Además de sus nuevas ilusiones en el terreno laboral, Isabel Sartorius está organizando la boda de su hermano Luis Sartorius con Bárbara Pérez Manzarbeitia, que se celebrará el próximo mes de junio en el Castillo de Belmonte (Cuenca). El enlace se convertirá en uno de los eventos sociales del año. En su larga y glamourosa lista de invitados ya hay confirmadas caras del papel couché tan conocidas como la de los hermanos Rafael y Luis Medina, hijos de Naty Abascal, o la de la bella modelo Nieves Álvarez, entre otros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios