Artes escénicas

La tragedia de un hombre común

  • Con una apuesta nada complaciente, Viento Sur Teatro celebra sus 25 años con 'Woyzeck'

  • La compañía nace en 1992 en Milán, buscando en Sevilla un puente cultural con Buenos Aires

Cuadrelli y Maite Lozano, ayer, en uno de los últimos ensayos en la nave de Viento Sur. Cuadrelli y Maite Lozano, ayer, en uno de los últimos ensayos en la nave de Viento Sur.

Cuadrelli y Maite Lozano, ayer, en uno de los últimos ensayos en la nave de Viento Sur. / víctor rodríguez

Pablo Domínguez, el actor que da vida a Woyzeck, nació en 1983. El mismo año que Jorge Cuadrelli (Entre Ríos, Argentina, 1950) y Maite Lozano (Úbeda, 1962) se conocieron en una fábrica abandonada de gaseosa rehabilitada como sala de teatro El Cachorro. Pablo trabajaba de temporero en Francia, siete años con campañas de la cereza, la ciruela y el albaricoque. Jorge y Maite lo repescaron para incorporarlo al elenco con el que mañana celebran en el Lope de Vega sus 25 años de teatro en Sevilla.

"La idea de tener un espacio en Sevilla nació en Milán", dice Jorge Cuadrelli. La idea de que la idea surgiera en Milán vino por otros derroteros. "El 4 de abril de 1974, después de 18 días de navegación, las 45 personas que formamos la Comuna Baires llegamos en barco al puerto de Génova gentilmente invitados por la dictadura argentina a abandonar nuestro país". Los militares se la tenían jurada desde que un año antes, en el Festival de Nancy, representaron a su país con un espectáculo sobre la tortura.

Al protagonista lo encarna un actor que trabajó siete años de temporero en Francia

En 1973 nace su hija Natacha. En 1976, Painé, el primer varón, el mismo año que Jorge consigue la nacionalidad italiana que le permitió hacer política con el Partido Radical. Painé vive en Milán y es el autor de la música de la obra de Georg Büchner que mañana presenta Viento Sur en el Lope de Vega. En Milán, se incorporó a su comuna Ginés Sánchez, que con el Teatro Laboratorio llevó una versión de Bodas de sangre. Fue quien le habló de venir a la sala El Cachorro en aquellos primeros años 80. Maite Lozano era una joven de 20 años que estudiaba Filología Hispánica y formaba parte de los repartos de La más fuerte de Strindberg y El oso de Chejov. Surgió el flechazo. Ese mismo año, ya sin militones, Jorge vuelve a Argentina. Con Maite duplica su prole: en 1987 nace Rocío, que vive en Bélgica, y en septiembre de 1992, en plena Expo, Nahuel, que nació en Italia y vive en Buenos Aires. "Nuestra idea era convertir a Sevilla en un puente entre Milán y Buenos Aires", dice Cuadrelli. Al final, decidieron quedarse a vivir en el puente. La metáfora es casi literal porque el local que empezaron a construir en 2009, al que al final no se sumó la escuela de Flamenco de Matilde Coral, está junto al muro de contención de Triana, a dos pasos de los barrios en los que crecieron Lole y Manuel, Isabel Pantoja, Los Morancos... y Susana Díaz.

"¿Por qué un alemán?", dicen que les preguntó una autoridad cultural de la Junta de Andalucía. "Por coherencia moral", dice Jorge. Y Maite completa: "En Sevilla gusta mucho la comedia, la broma, y nosotros la hacemos, entremeses de Cervantes, El avaro de Molière, el Don Juan Tenorio. Es una ciudad muy dura para el teatro". "Tenemos la desgracia y la fortuna de ser como Woyzeck, pensamos demasiado", dice Cuadrelli. Recuperan una tradición: hubo un tiempo en el que todas sus obras empezaban por la misma letra: Water-Closed, Winsconsin, Wagnerianas, Waterloo.

Cuadrelli vino por primera vez a Sevilla un año antes de la visita de Borges a un seminario de Literatura Fantástica al que se apuntó Maite. Volvió ya para afincarse dos años después del fichaje de Maradona por el Sevilla. "Los argentinos somos europeos con la ventaja de no tener el peso de la historia y sí toda la cultura". Los dos se incorporaron como profesores al Instituto de Teatro. Maite tuvo entre sus alumnos de Interpretación de primero a Paz Vega o Antonio Garrido. Cuadrelli en Interpretación de segundo a Alex O'Doherty o Práxedes Nieto, de Síndrome Clown.

Viento Sur se estrenó con Toska, versión de la Tosca de Puccini. Su anterior visita al Lope fue con Pasos, Lope de Rueda en clave de la commedia dell'arte. Tienen este local en la barriada del Carmen y una casa en Cienfuegos, Cuba, Viento Sur Triana. Cumpleaños con la obra que llevó al cine Werner Herzog: "Una hija de Klaus Kinski estuvo en la comuna".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios