betis | deportivo

Guardado cose y Joaquín apuntilla

  • Calidad y efectividad del Betis en un partido igualado

Boudebouz y Guardado, ante un golpe franco que terminó lanzando el primero. Boudebouz y Guardado, ante un golpe franco que terminó lanzando el primero.

Boudebouz y Guardado, ante un golpe franco que terminó lanzando el primero. / fotos: juan carlos muñoz

Partido igualado el que se llevó el Betis gracias a la calidad que atesora en sus filas, con dos nombres propios, Joaquín, con dos goles, y Guardado, que se marcó un sensacional encuentro. El mexicano tomó la manija en la segunda mitad, mostró dotes de mando y liderazgo, y con el partido loco, con continuas idas y venidas, aprovechó un error del Deportivo para acabar dando un gran pase de gol al portuense.

Tres valiosos puntos para que Quique Setién vaya puliendo los errores que sigue mostrando su equipo, como las lagunas en el juego en la primera mitad y los contraataques que permitió al cuadro de Pepe Mel en la segunda parte, con el sistema defensivo bético siempre en inferioridad numérica. Aun así, siempre es mejor con puntos en el casillero.

Guardado cose y Joaquín apuntilla Guardado cose y Joaquín apuntilla

Guardado cose y Joaquín apuntilla

Defensa

Feddal volvió a demostrar que es de lo más fiable que tiene el Betis en estos momentos en defensa, multiplicándose para tapar los huecos a la espalda de Durmisi. Y eso que el Betis no empezó mal el partido, sufriendo poco, pero tras el empate acabó contagiado por un rival que mucho tendrá que cambiar si no quiere pasarlo mal para mantener la categoría.

En la segunda mitad sí tuvo más trabajo la zaga de un Betis que con actitud supo aguantar el marcador sabiendo sufrir tras hacer el 2-1, aunque su rival estuvo mal en la lectura de tres contragolpes ante una línea defensiva con pocos efectivos y con Javi García desbordado.

Ataque

El nombre propio fue Joaquín. El portuense abrió el marcador y lo cerró y cuajó una soberbia actuación. Intentó el Betis entrar por las bandas, con la movilidad de Tello cayendo al centro buscando las subidas de Barragán, y así llegó el primer gol. Tello abrió al lateral, que centró para que rematara Sergio León, y el despeje de Pantilimon lo aprovechó el extremo para marcar. Pero a partir de ahí, y tras el empate, sólo funcionó algo el cuadro verdiblanco con Guardado, que en la segunda mitad dio un paso atrás para ayudar en la construcción del juego.

De este modo, con paciencia e intentando madurar el juego, apareció un chispazo de calidad del mexicano para que Joaquín apuntillara al Dépor.

Virtudes

La calidad de Guardado y los goles de Joaquín.

Talón de aquiles

Las facilidades defensivas del Betis en las contras del Dépor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios