El pivote, la preocupación de Setién a la espera de Guardado

  • El técnico viene probando a Brasanac, Camarasa y José Carlos en estos primeros días de trabajo

Quique Setién, durante el partido contra la Balona. Quique Setién, durante el partido contra la Balona.

Quique Setién, durante el partido contra la Balona. / erasmo

Al Betis de Quique Setién le queda mucho trabajo por delante, como se vislumbró en el primer amistoso de la pretemporada ante la Balompédica Linense. Y la principal preocupación del técnico radica en la posición de pivote, fundamental para su estilo de juego, y en la que mientras espera al mexicano Guardado e incluso otra posible incorporación, el técnico viene trabajando con Brasanac, Camarasa y el canterano José Carlos, tres jugadores que no responden al perfil exigido por la libreta del técnico.

El mediocampista serbio trató de cumplir con el rol exigido de otorgar equilibrio defensivo, quizá el aspecto que más se asemeja a sus cualidades, y también en la salida de balón. Pero a Brasanac le cuesta romper líneas con pases y tampoco le da la velocidad necesaria para adquirir ventaja en zonas más adelantadas.

El fichaje de Camarasa, por su parte, se realizó pensando en un posicionamiento más ofensivo, aunque la fortaleza y buen toque de balón del valenciano han permitido esa prueba en una ubicación más retrasada. Pese a todo, Camarasa tampoco responde a ese perfil y de ahí que Setién lo trasladase unos metros más adelante en el amistoso del pasado viernes.

El último en ubicarse como pivote fue el canterano José Carlos, para intentar aprovechar tantos sus conceptos defensivos como su buena salida de pelota, aunque éste aparece más habituado a desenvolverse como central, de ahí que también le costase darle movimiento a la pelota en la medular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios