Dani Martín: "Tengo derecho y ganas de equivocarme"

  • El vocalista de El canto del loco, protagonista de la serie 'Cuenta atrás', un trabajo del que asegura sentirse "muy orgulloso".

Comentarios 1

El vocalista de El canto del loco lo ha ganado todo en el mundo de la música y ahora, un Dani Martín más maduro retoma su faceta de actor al reencontrarse con el inspector Corso en la serie Cuenta atrás de Cuatro, que acaba de estrenar la segunda temporada. Mucha acción, relaciones conflictivas y un regreso a su pasado rodean al personaje de Martín en esta nueva entrega que promete sorprender a los espectadores.

-En esta nueva temporada, ¿se siente más unido a su personaje?

-Como nos pasa a todos en cualquier trabajo, cuando llevas un año y pico estás mucho más a gusto, te encuentras mucho mejor y vas encontrando el camino para desarrollar el personaje. Como ser humano, te gusta llegar a encontrar tu sitio y tu lugar. Me siento mucho más dentro del personaje y me gusto mucho más cuando me veo. La evaluación que haría de este año es que ha sido un año para aprender.

-¿En qué se identifica con su personaje?

-Hay muchas diferencias y muchas similitudes. El otro día me preguntaron a qué dibujo animado me parecía y yo dije que hace unos años me sentía más identificado con Bart Simpson, pero que ahora estoy más cerca de Homer. A Corso le pasa un poco lo mismo porque, a día de hoy, Corso es Bart Simpson, no Homer. Sinceramente, no tengo nada que ver con Corso; los dos podemos parecer chulos, pero yo no me considero una persona 'chula' y, en estos momentos, menos todavía. A lo mejor hace seis o siete años sí podría tener más que ver con esa persona, pero ahora no.

-¿Qué le está aportando personalmente interpretar a Corso?

-Personalmente, me está aportando mucha disciplina y técnica. También estoy desarrollando mucho mi capacidad para aprender textos, que antes me costaba mucho. Todo lo que sea hacer cosas, vayan bien o vayan mal, te hacen aprender. Humildemente, creo que esta serie me ha hecho dar un pasito hacia delante. Creo que el trabajo realizado aquí es mucho mayor al que hice en Yo soy la Juani, lo otro estaba más cercano a mi adolescencia que esto.

-¿Ha trabajado la dicción?

-Sí, la he trabajado mucho porque reconozco que en la primera temporada llevaba muchos años en la carretera y había hecho cosas muy intermitentes en cine teatro y televisión. Es cierto que mi dicción estaba mucho más cercana a la de una persona que se pasa la vida en la carretera que a la de un actor que intenta que la gente le entienda. Me siento muy orgulloso de esto, creo que he dado un pequeño paso, pero, poco a poco. Todavía tengo 30 años y tengo derecho y ganas de equivocarme.

-En la serie hay mucha acción, ¿trabajan con especialistas?

-Siempre que se hacen escenas de riesgo hay especialistas alrededor, no somos nada héroes. Yo trabajo con un especialista que, no es por presumir, ha tenido bastante poco trabajo porque casi todas las persecuciones de coches las hago yo.

-Pero habrá más acción en todos los sentidos porque el triángulo amoroso que forma con Leo y Mario toma protagonismo...

-Sí, existen relaciones como en cualquier ámbito de la vida. Corso es una persona que todavía no se ha encontrado a si misma y no puede regalar todo ese cariño como para tener una pareja. Le gusta Leo, pero no llega a encontrarse demasiado casi hasta el final. La típica secuencia de la familia desayunando en la cocina, a mí, personalmente, no me gusta nada; me parece muy tópica.

-¿Corso sentará la cabeza al final de la temporada?

-Al final de la temporada su vida se empieza a encauzar y yo creo que, como cualquier ser humano, cuando consigue un equilibrio, empieza a sentir cosas que, a lo mejor, no había sentido antes.

-¿Es de los actores que van corriendo a mirar los datos de audiencia o prefiere quedarse al margen?

El que diga que la audiencia no le importa miente, porque sino, no estaría trabajando en una serie; y el que diga que la lista de ventas no le importa también miente, porque si no, no estaría vendiendo su disco en El Corte Inglés. No me meto en el ordenador a las siete de la mañana a ver la audiencia, pero mañana mandaré un mensaje a los directores para ver qué tal ha ido.

-¿Consume más televisión ahora que antes?

Sí, porque ahora ceno en mi casa. Antes estaba tocando todo el día por ahí, o me iba a cenar con un amigo. Ahora estoy más en casa.

-¿Se sienta a ver Cuenta atrás los jueves por la noche?

-Siempre. Aunque ya tenga el episodio antes de que se haya emitido, siempre lo veo porque me da buena suerte. Es como cuando saco un disco, voy a comprarlo el primer día a las diez de la mañana.

Etiquetas

más noticias de TV-COMUNICACIÓN Ir a la sección TV-Comunicación »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios