'La que se avecina' empieza a grabar nueva temporada

  • Se incorporan Mónica Pérez y Cristina Medina, tras la marcha de Malena Alterio e Isabel Ordaz

Las actrices Mónica Pérez y Cristina Medina interpretarán en la próxima temporada de La que se avecina a dos separadas que van a revolucionar el complejo residencial Mirador de Montepinar. Blanca (Mónica) y Nines (Cristina) se convierten junto a Raquel (Vanesa Romero), la directora comercial de la empresa constructora, en las nuevas inquilinas del piso de dos dormitorios perteneciente al paranoico matrimonio Recio (interpretado por Nathalie Seseña y Jordi Sánchez) .

En la nueva temporada de la comedia de Telecinco, que produce José Luis Moreno y que ya se ha empezado a grabar, Mari Tere (Gemma Cuervo) se enamorará de Enrique (José Luis Gil), con quien pretenderá formar una familia. Justo ahora que su mujer Araceli, la peluquera, no está, ya que Isabel Ordaz decidió abandonar en verano la serie. Joaquín (Guillermo Ortega), por su parte, perderá su trabajo y vivirá un sorprendente romance con una vecina madurita y el presidente de la comunidad (Antonio Pagudo) agotado, renunciará a su cargo, una decisión que generará una lucha de poder entre los vecinos.

En la primera escena, justifican otra marcha de la ficción, la de la actriz Malena Alterio. Cris, que era su personaje, deja una escueta nota en el buzón de Los Recio y el impago de varios meses de alquiler porque deja la casa por sorpresa. En su afán por conseguir el mayor rendimiento económico del piso, Antonio y Berta deciden alquilar nuevamente la vivienda, y es donde entran las dos divorciadas.

Malena e Isabel han supuesto dos bajas voluntarias para La que se avecina. A las que hay que sumar la muerte de Emma Penella, que hacía de suegra de Enrique, el concejal. Con las dos nuevas incorporaciones, la de estas mujeres desencantadas de la vida, Moreno pretende animar las tramas a través de la ironía. Porque Blanca, después de 12 años de matrimonio y un niño de cinco años al que apenas ve, ha creado una barrera protectora para no sufrir. Y lo que quiere es salir y divertirse, algo que desencadena situaciones hilarantes. Su prima Nines tampoco tiene desperdicio. Lo aseguran desde la cadena. Su marido la ha abandonado por una mujer más joven. Su incapacidad para buscar cómo ganarse la vida y su alergia al trabajo crispan a Raquel, actitudes que a la ejecutiva le parecen impropias de una mujer moderna.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios