Samanta Villar · De '9 meses con samanta' (Cuatro)

"Las madres son figuras sorprendentes"

  • Su nuevo 'docurreality' profundiza en la cara de la maternidad más desconocida.

Samanta Villar vuelve a Cuatro con "el reportaje de su vida", como ella misma lo ha calificado. En 9 meses con Samanta, cuyo estreno se prevé para la semana próxima, cuenta su experiencia vital durante el embarazo y parto de sus mellizos, que ahora tienen ya mes y medio. Pero este docurreality, con similar formato a los conocidos Conexión Samanta y 21 días, no se centra únicamente en su caso; aborda también otras maneras de vivir la maternidad diferentes a la tradicional, como ocurre en el seno de una pareja de lesbianas, una relación de poliamor (con varias personas, no sólo una pareja) o una madre soltera por elección propia de más de 50 años.

-¿Cómo surgió la idea de hacer 9 meses con Samanta?

-Fue idea mía, yo lo propuse, porque se trata del mismo formato que he hecho desde siempre. A lo largo de mi trabajo me había dado cuenta de que detrás de las realidades más duras y asombrosas, siempre hay una madre detrás. Abordando temas como la drogadicción me daba cuenta de que, aunque los protagonistas del tema que retratábamos eran los hijos, había que dedicarle un programa a ellas, hacerle un homenaje a las madres. Las madres son figuras sorprendentes, su incondicionalidad y su fuerza están fuera de lo normal. Además, yo quería ser madre, así que todo cuadró. La productora y la cadena estuvieron encantadas.

-Su nuevo trabajo no se centra en su maternidad, ¿también retrata la de otras mujeres?

-Sí, por supuesto. Mi embarazo es la columna vertebral del programa pero, a lo largo de él, entré en contacto con otras muchas futuras madres. En realidad, lo que hemos hecho es un retrato desmitificado de la maternidad. Hay una mujer cuyo feto sufre una malformación, una familia con hijos que viven el poliamor, una madre soltera con 52 años tras una inseminación artificial... bueno, mi caso, por ejemplo, también aborda el tema de la reproducción asistida, porque yo me quedé embarazada gracias a la fecundación in vitro.

-En internet comentan que ha aprovechado su embarazo para volver a la tele...

-Bueno, en realidad nunca me he ido. Descubrí que estaba embarazada y empecé a grabar éste cuando se emitió el último Conexión Samanta (risas). Bueeno, siempre hay gente que comenta tal y cual porque tienen tiempo libre. Será porque no tienen hijos porque yo, ahora que los tengo, no tengo tiempo ni para respirar, mucho menos para ver o leer nada, ja, ja, ja.

-Por su parte, también desmitifica el embarazo con este reportaje, ¿no? Nada es tan bonito como lo pintan.

-Sí, hay de todo, claro. Hay momentos extraordinarios, de felciidad plena... pero también de incertidumbres, de dudas, de sacrificios... Además, cada mujer vive la maternidad de forma diferente. Ni siquiera la misma mujer vive una maternidad igual que otra porque los momentos vitales son diferentes, la experiencia...

-Ahora podría hacer uno de los nueve primeros meses de sus bebés mellizos, ja, ja, ja.

-Desde luego que una se da cuenta, después del embarazo, de que no es nada comparado con lo que viene después. Te dicen: "no podrás volver a ir a cenar". ¡Ojalá el problema fuera ése! El problema es que en este momento para mí ir a sacar a la basura, es dar un paseo (risas). Menos mal que estuve ingresada unos días en el hospital y allí pude consultar dudas con especialistas, matronas y demás porque para unos padres primerizos, todo se hace un mundo.

-Su reportaje es algo nuevo, pero el terrero del docurreality está muy trillado ya.

-Hay de todo. Pero eso es bueno para el espectador, más donde elegir. Nosotros cruzamos los dedos, y a ver si la audiencia nos ve.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios