"Yo soy periodista y a mí me pagan para hacer preguntas"

  • La conductora de la tertulia matinal líder espera tranquila el relevo en TVE y que se mantenga el pacto entre los grandes partidos para el funcionamiento de la corporación

Comentarios 41

Recogía el Ondas junto a sus compañeros de los Telediarios y el director de los Servicios Informativos de TVE, Fran Llorente, como reconocimiento a la reciente etapa de la cadena pública. La presentadora de Los desayunos de TVE es líder a primera hora, pero en el entorno del PP dejan su nombre en el aire por entender que no ha sido imparcial con los políticos populares en estos años.

-En estos meses usted también ha sido protagonista involuntaria por airadas críticas lanzadas por militantes y simpatizantes del PP.

-Decían algunos que el 21 de noviembre no iba a trabajar y ya vemos que aún sigo en mi puesto. Yo me encuentro bien y ante el futuro no tiene que haber un cambio de modelo en TVE. La novedad de estos años fue que se pactó entre los dos grandes partidos el funcionamiento de RTVE y esto no debería cambiar ahora.

-¿No se ha sentido incómoda con tantos comentarios sobre su trabajo durante las semanas previas a las elecciones, en polémicas innecesarias?

-Duermo prácticamente sólo cuatro o cinco horas al día por una serie de razones: por una jornada de trabajo muy intensa y porque soy madre de un bebé de un año. Si pierdo la poca energía que me queda en esas polémicas no podría dar la talla ante mi equipo y, sobre todo, ante el espectador. No gasto tiempo en polémicas y comentarios sobre mí.

-Pero al menos se habrá sentido respaldada por tantos compañeros y eso refuerza...

-Sí, por supuesto. Comprendo que un trabajo público despierte críticas. En mi programa se ha enfadado Alfonso Guerra y también Cospedal, que es lo que más se ha difundido. Lo que no voy a aceptar son los insultos en las redes sociales hacia mi trabajo. Yo sí acepto la crítica. Y que critiquen y cuestionen nuestro trabajo creo que es bueno para los periodistas.

-¿No se siente mirada con lupa?

-Sí, eso es lo que pasa cuando trabajas en la televisión pública, en los Servicios Informativos. Tenemos una presión añadida que personalmente diría que me agrada porque también habla del respeto que tenemos en nuestra labor hacia los ciudadanos. Es verdad que hay mucha lupa, pero también hay mucha audiencia. Un premio Ondas como el que hemos recibido los Servicios Informativos respalda el trabajo diario, el seguimiento de los ciudadanos cada día y el que se produce en ocasiones tan especiales como una noche electoral, o en un cara a cara. Todo eso es TVE.

-Lo sucedido con el consejo, con aquella medida de control, pudieron ser las peores horas para la redacción de Informativos.

-También las mejores horas, por la unidad de los periodistas de la casa y el apoyo de tantos compañeros. Fue algo positivo porque además se rectificó de inmediato.

-Y pese a todo lo que le han dicho, y definido ¿cómo se definiría usted?

-Con una palabra: "periodista". Todas las definiciones, todos los adjetivos, bueno o malos, quedan relegados. Yo soy periodista y a mí me pagan para hacer preguntas. Y me pagan por preguntar otra vez lo mismo si no se me responde. Esto en otros países no se ve malo y se pone el foco en el político que no responde, no en el periodista.

-¿Quien pregunta nunca ofende?

-Si no te responden y no vuelves a insistir en la pregunta entonces quedas como una tonta.

-¿Cómo era la vida sin Twitter? Esta pregunta sí se la hará usted a sí misma...

-La verdad es que te lo planteas. Cómo vivíamos antes sin redes sociales. Me gusta Twitter, porque no sólo transmites información, sino que la recibes y también recibes la impresión que tiene la gente de tu programa, de los entrevistados.

-¿Cómo será el periodista del futuro? ¿su prestigio pasa por las redes sociales?

-Yo sigo admirando a Kapuscinski, a Gabilondo. Otra generación. Poniendo las cosas en su sitio, las redes sociales son importantes, pero ni un 15% de la población las usa. Mucha gente no está en ellas, así que no son tan decisivas.

-¿Corren riesgo los medios tradicionales?

-Se seguirá poniendo la televisión, la radio y comprando la prensa escrita. El periodismo como lo hemos conocido no ha muerto, sino que internet ha venido a complementar y crear cambios en el ritmo.

-¿Qué diría a los jóvenes que quieren en estos momentos, pese a todo, ser periodistas?

-Que no se rindan. Vivimos unos tiempos muy duros para todos. Antes no había tantas posiblidades como ahora, aunque tampoco existía tanta precariedad. No nos podemos rendir ahora.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios