El presidente de TVE pide tranquilidad ante la millonaria deuda

  • La corporacion alcanzaría ya un déficit de 800 millones y González-Echenique sugiere "ajustes en el modelo de financiación" para sanear las cuentas.

Comentarios 10

Tras el reciente golpe a las cadenas privadas con la supresión de canales en la TDT y la delicada situación de todos las autonómicas el sistema audiovisual español se tambalea aún más con los 800 millones de déficit detectados en la corporación pública de RTVE, que había quedado saneada en 2009, según informe que maneja el Gobierno.

El actual presidente, Leopoldo González-Echenique, ya ha acumulado 226 millones en números rojos en sus dos años de gestión. El directivo, sin embargo, se mostraba ayer confiado y tranquilizador, augurando que a RTVE le aguarda un futuro "muy bueno y halagüeño", palabras que pronunció en un acto en la Universidad Complutense. Era su respuesta ante los datos de ese informe auditor que arroja un panorama aún más incierto sobre el modelo de financiación de RTVE, que necesitaría mayor inyección económica tras haberse sometido a unos ajustes superiores a los 200 millones de euros anuales de subvención con el actual gobierno. González-Echenique admite que la situación económica es complicada por el escaso margen que ofrece el sistema dependiente de los ingresos de las cadenas privadas y de las empresas de telecomunicación, cargos que además sufren retrasos.

La solución para el presidente de RTVE no pasaría por decisiones contundentes, sino por "ajustes del modelo". Desde el Gobierno se ha venido barajando incluso el regreso de la publicidad a RTVE que a su vez pondría en riesgo las cuentas de las cadenas privadas. Echenique defendió que la corporación ha tenido que lidiar con la contención presupuestaria anual de 300 millones, esfuerzo que se ha quedado a medias. Desde este año RTVE puede aplicar el principio de devengo de cuentas, con balances en tiempo real para conocer la situación exacta de las cuentas. La administración tendría que asumir al menos un préstamo para aliviar la situación financiera en Prado del Rey.

El cuestionado director de Informativos de TVE, Julio Somoano, reconocía ayer la existencia "de un problema de financiación", reservándose su opinión sobre la aplicación de un canon como en la BBC (el pago de 210 euros por hogar) o en la RAI, que ha sido otras de las ideas que han querido rescatarse para sanear RTVE. "Son muchos técnicos los que dicen que el sistema del canon puede estar bien, pero intento no ser tertuliano y no me pronuncio sobre esos temas", expuso Somoano.

La gravedad del déficit en RTVE podría obligar al cese de la actual directiva, situación para la que González-Echenique dice sentirse mentalizado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios