'Cinco por sorpresa', una vida nada normal en DKiss

El matrimonio Busby y sus seis hijas, cuya vida diaria llevan al programa 'Cinco por sorpresa'. El matrimonio Busby y sus seis hijas, cuya vida diaria llevan al programa 'Cinco por sorpresa'.

El matrimonio Busby y sus seis hijas, cuya vida diaria llevan al programa 'Cinco por sorpresa'. / dkiss

Adam y Danielle Busby tenían una niña de cuatro años, Blayke, cuando se toparon con quintillizas, en un parto muy complicado que llevó a las pequeñas a estar ingresasadas en la UCI durante cuatro meses. A partir de ahí quedan muchos pañales, biberones e insomnios encadenados. Esa vida no tan mundana se convierte en un reality que estrena el miércoles, a las 21.45, el canal DKiss. Cinco por sorpresa (OutDaughtered, su título original) recoge las vivencias de esta familia de Texas que son muy queridos, y comprendidos, entre los espectadores estadounidenses.Sólo llevar a las quintillizas a sus chequeos al pediatra supone una movilización y los Busby se van a distinguir por "su ingenio y voluntad", como asegura la mamá de esta complicada familia numerosa, que reconoce que en momentos extremos, como a cualquier progenitor, le dan ganas de tirar la toalla y marcharse lejos. La vida laboral, la vida familiar y la imaginación para estirar el dinero serán otros de los aspectos de este Cinco por sorpresa.

"Nos reímos cuando me hacen la pregunta "¿y cómo haces todo tan tranquila". Ahora parece incluso simple pero fueron preguntas reales que nos hicimos cuando descubrimos que estábamos embarazados de quintillizos. No había mucha información de cómo llevar una familia así", expone a este periódico Danielle Busby. "Cumplir horarios es la clave", decidió el matrimonio según la limitada experiencia que tenían con Blayke. Y lo más difícil: "organizarse con los medicamentos y comidas de las quintillizas", admiten. De ahí un cronograma que llevan a rajatabla: "comer/despertar/dormir" y que ha creado modelo en la audiencia del canal TLC. "Es la única fórmula para hacer otras cosas como limpiar la casa, lavar la ropa y vivir", adelanta la madre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios