La princesa Charlene de Mónaco fue una de las más elegantes en el Baile de la Cruz Roja

Charlene de Mónaco, el centro de todas las miradas

Charlene luciendo el espectacular vestido de Versace. / EFE Charlene luciendo el espectacular vestido de Versace. / EFE

Charlene luciendo el espectacular vestido de Versace. / EFE

La princesa Charlene de Mónaco ha vuelto a ser el centro de las miradas y en la 69ª edición del Baile de la Cruz Roja del principado ha sido la perfecta anfitriona. Con sus mellizos ya mayorcitos, la ex nadadora sudafricana se encuentra totalmente integrada en su papel y en su pequeño país. La esposa del príncipe Alberto lució en la calurosa noche monegasca del viernes un mono gris plateado de lentejuelas de Versace que ha congregado comentarios de elogio por parte de los críticos internacionales. La princesa, con un peinado pixie con tupé que le daba un tono más juvenil en la noche estival, mantiene un fenomenal aspecto y está en plena forma a sus 39 años. Alberto de Mónaco, con un look clásico para la tradicional cita, vistió un esmoquin blanco y pajarita en color burdeos.

Entre los rostros conocidos en la sala y jardines del Sporting Club se hallaba la actriz y modelo italiana Monica Belucci, que vestía una camisa de seda de mangas voluminosas, y una falda de encaje, de la firma Alaia. Otra de las bellas invitadas era Michelle Cound, esposa del cuatro veces ganador del Tour de Francia, Chris Froome, que también asistió a la principal cita del verano de Mónaco. La actriz Natalie Burn, la bloguera Fouz Alfahad, la diseñadora Isabell Kristensen o la modelo Victoria Silvstedt fueron otras de las asistentes a la cita benéfica.

En la tarde del jueves Charlene acudió al Club Náutico del Mónaco para asistir a la botadura de un barco turístico junto a los pequeños Jaime y Gabriela, compartiendo en las redes sociales una foto con ellos. Los hijos de los príncipes han cumplido dos años.

S. Rojas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios