Cuarta jornada de We Love Flamenco

Diosas flamencas sobre la pasarela

Diosas flamencas sobre la pasarela Diosas flamencas sobre la pasarela

Diosas flamencas sobre la pasarela

La Fundación de Sandra Ibarra contra el cáncer fue la encargarda de inaugurar ayer el cuarto día de We Love Flamenco. Como ya es tradición, pacientes del Hospital Virgen Macarena protagonizaron un desfile muy especial en pro de recaudar fondos por esta causa.

Tras el mediodía, Antonio Moro llevó a esta pasarela Creando Sueños, un desfile exclusivo de complementos: mantones, mantocillos, peinas, pendientes, collares, flojes, abanicos... Toda la artillería que acompaña a un traje de flamenca, entre la que destacó una parte inspirada en la Semana Santa.

Lola Azahares, a las 17:30, elevó a las terrenales flamencas al Olimpo con su colección Diosas flamencas. Este año homenajea al Mediterráneo de las antiguas civilizaciones de Grecia y Roma con armonía y proporción. Hera, Afrodita, Atenea, Artemisa, Pandora, Helena, Electra... desfilaron por el Salón Real del Hotel Alfonso XIII. El vuelo de sus faldas en los trajes canasteros con volantes superpuestos enamoró a todos gracias a la voluminosidad de las gasas ligeras y resbaladizas.

A las 18:30, desfilaron Marieta y O'Kean, quienes desde siempre se inspiran en las tradiciones de Andalucía y en el flamenco. Gran trabajo artesanal demostrando su infinita variedad en las creaciones. Por su parte, O'Kean vistió en esta edición a hombres por primera vez.

Siempre Cayetana de la diseñadora Rocío Olmedo apostó por la fusión de épocas en los sus diseños para rendir homenaje a la duquesa de Alba. Las flamencas lucieron tejidos ligeros y gasas coloristas con algún terciopelo. La marca diferenciadora de esta nueva colección son las mangas de fantástica vaporosidad.

La esperada Raquel Terán fue quien cerró el día con su colección Entre dos orillas en la que casó el mar y Sevilla gracias a un recorrido "desde la Torre del Oro hasta Bajo Guía". Su propuesta refleja cualquier día de primavera de camino a la Feria de Sevilla o al Rocío. "El color de una mañana de abril con volantes que caminan por el puente contemplando el espejo del río y el azul del cielo", versa la diseñadora. Los tonos de los que vistió a sus flamencas fueron desde el coral y la sal marina marfil hasta el turquesa cielo.

Laura Liñán

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios