La industria de la moda

España, referente internacional de formación en moda

Juan Duyos, director de Grado de Diseño de Moda de ESNE. EFE. Juan Duyos, director de Grado de Diseño de Moda de ESNE. EFE.

Juan Duyos, director de Grado de Diseño de Moda de ESNE. EFE.

"España está en el radar de la formación de la moda y es un referente en enseñanza reglada", ha dicho la directora de ISEM Fashion Business School, de la Universidad de Navarra, Teresa Sádaba, en el quinto desayuno 60 minutos de moda con EFEstilo, celebrado en colaboración con ACME y en el que también participaron Monserrat Iglesias, Rafael Díaz y Juan Duyos.

Según Monserrat Iglesias, directora del máster en Comunicación de Moda y Belleza de Vogue, la moda no es solo diseño, "sino una formación especializada" que abarca desde la comunicación hasta la historia de los tejidos, pasando por la industria del lujo, unos conocimientos imprescindibles para consolidarse hoy en el mercado laboral.

Bajo este mismo prisma, Rafael Díaz, director ejecutivo de ESNE asegura que "las universidades y escuelas regladas tienen que reinventarse todos los días, ser más específicas e interesarse por la investigación para mantenerse como líderes".

Todos coinciden en que la formación en España tiene un activo añadido: el idioma, el castellano, la segunda lengua más hablada en el mundo, un atractivo más y un plus en formación para alumnos europeos, americanos y asiáticos que ven en Latinoamérica una gran oportunidad para desarrollar su proyecto de negocio.

Brasil, Perú, Colombia y México son países emergentes en los que la industria textil está en alza. Precisamente, muchos de los alumnos proceden de estos países porque saben que España es líder en formación.

"Nuestra titulación está muy valorada. Los alumnos regresan a su país con un grado de superioridad, un hecho que los avala frente a las empresas", asegura Iglesias, que además de coordinar el máster de Vogue, pionero en esta materia, es también directora de Cultura del Instituto Cervantes.

Por su parte, el diseñador Juan Duyos, que dice ser autodidacta en parte de su formación -"he aprendido a base de golpes"-, asegura que la formación en moda es "la raíz" de un proyecto empresarial textil en el que se busca la cara amable de la moda y también "implantar conocimientos que permitan aunar gestión, comunicación y una buena red comercial".

Con más de diez años de experiencia, las escuelas, universidades y másters españoles seleccionan alumnos "multifacéticos" con dos o tres idiomas, capaces de abrirse al mundo con seguridad.

"A nuestra escuela llegan alumnos vocacionales, con una media de 28 años, que saben muy bien que la gestión de una empresa de moda requiere unos conocimientos específicos porque tratas con personas muy creativas", dice Sádaba.

Una formación también muy reconocida por compañías nacionales e internacionales que acuden a estas escuelas en busca de alumnos sobresalientes con el fin de captar talento con el que fortalecer y actualizar su equipo.

"Prueba de ello es que algunos de nuestros alumnos están trabajando en empresas de la talla de Ralph Lauren", puntualiza Sábada, quien asegura que debe existir una "estrecha colaboración entre universidad y empresa". Un vínculo que debe ser continúo y fuerte. "Se debe compartir el conocimiento, es la única manera de crecer", dice Rafael Díez, que asegura que "la universidad es un embrión de empresa dentro del aprendizaje".

EFEstilo

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios