Sara Carbonero piensa que ella no es una It Girl

Sara Carbonero, de nuevo en un proyecto relacionado con el mundo de la moda

Sara Carbonero acaba de presentar la nueva colección de Agatha París. / JUST BE Sara Carbonero acaba de presentar la nueva colección de Agatha París. / JUST BE

Sara Carbonero acaba de presentar la nueva colección de Agatha París. / JUST BE

Aunque sea el centro de atención de un nutrido grupo de periodistas mientras presenta la nueva colección de Agatha París, a Sara Carbonero le sigue picando el gusanillo del periodismo. Lo dice bajito, como si le diera reparo después de lo bien que la está tratando la vida en este receso, en el que está orgullosa viendo crecer a sus dos niños y ve satisfecha cómo su empresa de moda y estilo empieza a tener un nombre en el sector.

-Volvemos a verla en un proyecto relacionado con la moda... de nuevo dando la cara por Ágatha París, aunque en este caso no sean diseños suyos.

-Llevo bastante tiempo colaborando con ellos. Me encanta ser imagen de sus productos e involucrarme en sus proyectos, aunque en este caso, como bien dices, no sean diseños míos. La colección me encanta y estoy segura de que funcionará genial.

-¿Qué importancia tienen para usted los complementos a la hora de elegir un look?

-Bastante. Soy muy de complementos. Creo que una joya, un bolso, un pañuelo... son detalles que marcan la diferencia.

-Que sea considerada una 'it-girl' y se estudie al detalle cada prenda que luce ¿Hace que se sienta presionada a la hora de abrir el armario y elegir el modelito del día?

-Para nada. Es que no me considero una 'it girl'. Creo que mi estilo es muy sencillo y muy ponible para cualquier mujer. Que te imiten lo da el haber estado en la tele. Yo también lo hacía y ahora lo considero un halago. No me condiciona en absoluto. Es más, no le presto atención, y más en este momento de mi vida, que estoy más dedicada a los peques y lo que me apetece es estar cómoda, aunque sin descuidar la imagen, por supuesto.

-Háblenos de su faceta como empresaria ahora que parece que Slow-Love su firma de lifestyle está en racha...

-Ahora por fin estamos consolidadas. Hemos cumplido nuestro segundo aniversario y nos sentimos satisfechas de haber llegado a un gran número de clientas. El éxito nos ha llegado poco a poco y creo que la selección de prendas muy ponibles que hemos hecho ha sido decisiva para que el público nos acepte. Hemos superado con creces nuestras expectativas.

-¿Tanto como para empezar a pensar en nuevos proyectos?

-De momento no. Este proyecto me llena mucho tal y como está ahora, siendo una webstyle. Cubre mucho de mi tiempo libre y también muchas de mis aspiraciones. Lo que sí intentaremos es que siga creciendo para poder seguir empleando a más gente. Hasta el momento somos 15.

-¿No echa de menos ser usted la que haga las preguntas?

-Si te soy sincera, un poco sí, la verdad. Te mentiría si te dijera que no me gusta estar más en el lado en el que tú estas ahora, al otro lado del micro, pero me lo tomo como un 'break'. Retomaré el periodismo antes o después, lo que no sé si será en la tele. Más que el periodismo, lo que echo de menos es la dinámica del trabajo y los compañeros. No obstante, soy consciente de que este tiempo me ha servido para disfrutar mucho de mis hijos y no perderme cada momento de su crecimiento.

-Bueno, entonces quizás debería seguir aprovechando el parón para ir a por la niña...

-Algún día me gustaría ampliar la familia. Me gustan los niños y su carácter, pero por ahora, no. Lucas es aún demasiado pequeño.

-¿Cómo lleva eso de que todo los asuntos relacionados con su vida privada, por nimios que parezcan, sean de interés público?

-Intento no estar muy pendiente y desconectar de lo que sale de mí en los medios. Con las redes sociales ahora estamos muy expuestos. No obstante, soy consciente de que mi vida genera interés y hace tiempo que aprendí a sobrellevarlo.

-Bueno, quizá su filosofía 'slow' le sirva también para sobrellevar algunos momentos complicados.

-(Risas)Bueno, pues seguro. Siempre viene bien tomar aire y mirar las cosas con perspectiva.

-¿Entiende que haya famosos, como por ejemplo Bustamante, que haya pedido cordura y respeto a la prensa y recuerde que los comentarios están haciendo daño a su hija?

-No estoy al tanto de ese tema y no quiero entrar a valorarlo.

-Pues retomemos entonces su filosofía 'slow'. A ver cómo la aplica el día que se mude con su familia a Nueva York, donde dicen que podría jugar Iker cuando deje el Oporto, allí no va a encontrar la calma que tanto le gusta de Portugal.

- No voy a hablar de los proyectos de Iker. Pero sí te diré que no hay nada de eso. Estamos felices y súper a gusto como estamos ahora y nos centramos en vivir el día a día.

-En una entrevista reciente ha asegurado que lo que más le gusta es disfrutar de los pequeños detalles. ¿Cuáles son los pequeños detalles que alegran el día a Sara Carbonero?

- Cualquier gesto de cariño de las personas que quiero. Un whatsapp a deshora; un café en una taza bonita... En general me gustan los detalles que tienen que ver con la belleza. Pero también soy muy de sorpresas, por lo que me pueden alegrar el día unas flores o unos garabatos hechos por mis niños. Cualquier cosa hecha por ellos (como la manualidad que me regaló Martín el otro día hecha con un rollo de papel higiénico), o sus besos y abrazos me alegran el día.

-Hasta le cambia la voz cuando habla de ellos... ¿Cómo se llevan?

-Bien. Bueno, todo lo bien que se pueden llevar siendo los dos tan pequeños todavía. Pero ya empiezan a intercambiar juegos y eso me encanta.

Isabel Brea

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios