Tendencias para el próximo invierno

Semana de la Moda de NY

Desfile de Custo Barcelona en Nueva York. EFE. Desfile de Custo Barcelona en Nueva York. EFE.

Desfile de Custo Barcelona en Nueva York. EFE.

Desde el pasado 6 de febrero, el Lincoln Center ha acogido casi un centenar de desfiles aunque cada vez son más los diseñadores que eligen salas satélites de la ciudad para presentar sus colecciones, como hizo Michael Kors en una nueva sala del exclusivo barrio de West Village, o Alexander Wang, que exhibió su propuesta invernal en un edificio naval de Brooklyn con vistas al skyline de Manhattan.

Como marca la tradición, las leyendas neoyorquinas Ralph Lauren y Calvin Klein son los encargados de cerrar este jueves la Mercedes-Benz Fashion Week, marcada por las desafiantes temperaturas bajo cero, nuevos nombres en el calendario oficial y, por supuesto, las últimas tendencias para el armario del próximo otoño.

En una línea arrancada ya hace un par de ediciones, las prendas muestran todo su esplendor en grandes longitudes y dimensiones, cubriendo la silueta femenina con cuellos recio, mangas con volumen, pantalones de corte midi y vestidos cortados a partir de la rodilla.

Siguiendo la estela exquisitamente presentada por Josep Font al frente de DelPozo, los abrigos embellecerán las jornadas más gélidas del calendario con majestuosas proporciones y tejidos, vistiendo por si solos el guardarropa de cualquier "fashionista".El cárdigan se corona como uno de los hot items de la pasarela neoyorquina, ya sea en una versión sofisticada en blanco y cinturón como propuso Michael Kors, en el tono colegial de J.Crew o como la pieza nocturna informal de Wes Gordon.

Otra pieza clave para la próxima temporada llega de la mano de la piel ovina esquilada en tonos pasteles de Philip Lim 3.1, en chalecos de Rag & Bone o para ocasiones especiales combinados con un vestido de seda, como plantea Altuzarra.

Tonos empolvados mezclados con navy o chocolate lideran la paleta cromática de esta edición, a la que se le añaden interesantes pinceladas naranjas, verdes y azules eléctricos, sin olvidar el color rey del invierno y su escala de grises.

El rosa se revela en el escenario de Manhattan, dejando en un segundo plano al naif pastel, al añadir divertidos acentos fucsias en partes o la totalidad de las prendas, como dejó ver Thakoon o los españoles DelPozo y Custo Barcelona.

Más allá de los colores, una de las grandes tendencias de la próxima temporada vendrá de la mano del total look monocromático, ilustrado de forma majestuosa por Michael Kors en gris persa, la francesa Lacoste en burdeos, musgos y marinos, Prabal Gurung en rojo terracota o Jason Wu en negro.

Las pieles se unen a dicha apuesta monocromática para vestirse del mismo tono que chaquetas y abrigos, en un papel más secundario que otros inviernos y relegadas principalmente a complementar en vez de protagonizar la colección.

Tras una temporada impregnada de color, el tartán vuelve a sus orígenes masculinos y se tiñe de tonalidades sobrias propias de los meses invernales, ya sea en abrigos, faldas, blusas o total looks, como mostró en este último caso Vera Wang.

Además la pasarela neoyorquina sigue recuperando cortes y accesorios propios de la moda para hombre en , multiplicado en la presentación de Alexander Wang.

Los estampados geométricos se hacen un hueco en el armario otoñal con unas propuestas lideradas por los prints de inspiración arquitectónica de Carolina Herrera tanto en sofisticadas prendas de día como en vestidos para las ocasiones más especiales.

DPA

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios