La cuarta edición de los Premios Platino se llena de sensualidad y estilo

Sensualidad en la alfombra latina

Amaia Salamanca, en el la alfombra roja de los IV Premios Platino de cine / EFE Amaia Salamanca, en el la alfombra roja de los IV Premios Platino de cine / EFE

Amaia Salamanca, en el la alfombra roja de los IV Premios Platino de cine / EFE

Para ser una gala en la temporada baja de la galas, en pleno verano, hubo concentración de nombres y ganas de destacar en el photocall intercontinental. Los premios Platino, del cine hispanoamericano, buscan un lugar en la agenda. Cristina Castaño ha contribuido a lo suyo marcándose un angelina jolie, un modelo negro de Dsquared que revelaba lo cuidadas que tiene las ingles y que ocultó a su llegada con un vestido rojo. El modelo negro de Castaño fue el más llamativo de la noche madrileña de este sábado. Las más elegantes, Marta Hazas, con un modelo rojo de Carolina Herrera, junto a Amaia Salamanca, de silueta griega con un modelo plateado de incrustraciones y transparencias del libanés Georges Hobeika, y un peinado años 30 muy favorecedor. La sevillana de adopción se reencontró en la alfombra roja de La Caja Mágica con Miguel Ángel Silvestre, tal como testimoniaron en las redes. Ambos hallaron su gran oportunidad en la serie Sin tetas no hay paraíso.

Entre los chicos destacó el gaditano Jesús Castro, que cambió la pajarita por una juvenil corbata carmín. Paco León también destacó en elegancia con un esmoquin negro de destellos rojizos; y Miguel Bosé, de negro integral, sigue deslumbrando.

La colombiana Juana Acosta llegó con un traje beige que escondía un vestido negro asimétrico de Michael Kors y que finalmente no le favorecía tanto como con su look de 'despiste'. En las dudas entre el rojo y el negro, Ingrid García-Jonsson optó un modelo de tul rojo plisado de Christian Dior; mientras que Rossy de Palma se decantó por el negro, con líneas vaporosas. Elena Furiase lució un vestido blanco de Stella McCartney, con escote en uve; e igual tono para un ídolo en México, Mar Saura, con generoso escote de incrustaciones doradas y vestido con cola de sirena, obra de otro libanés, Zuhair Murat.

Kira Miró presentaba un traje en pedrería en tonos plateados y rosas, de Gabriel Lage, un guiño argentino en una noche dirigida hacia América. Grandes estrellas en el otro lado del mar como la polémica Kate del Castillo y Angie Cepeda optaron por modelos sensuales con transparencias, con vistas a sobresalir entre los espectadores americanos.

Francisco A. Gallardo

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios