Ellos también se cuidan

30 años de cosmética masculina

30 años de cosmética masculina 30 años de cosmética masculina

30 años de cosmética masculina

Hace 30 años un hombre consideraba que los únicos aliados para su cuidado personal eran el jabón y la loción para después del afeitado y hasta entonces ninguna marca de cosmética había pensado en el hombre como usuario de productos más allá de estos productos. Han pasado 30 años y el público masculino ha irrumpido con fuerza en el mundo del cuidado personal hasta convertirse en protagonista absoluto de líneas de producto.

Sólo en los últimos tres años el lanzamiento de productos específicos se ha incrementado en un 70%. En cuanto al uso de cosméticos el avance ha sido exponencial: en 1990 solo un 4% de hombres reconocía utilizar un producto de cuidado facial, en 2001 ya lo hacía un 21% y hoy uno de cada dos declara que los usa, los elige y los compra personalmente, sin el consejo de la mujer.

30 años de cosmética para el hombre, desde que la firma Biotherm lanzara tres productos solo para ellos: una hidratante, un antiarrugas y un reafirmante. Al hombre actual le preocupa su imagen personal y utiliza todo tipo de productos: hidratantes faciales y corporales, exfoliantes, mascarillas, tratamientos para la prevención de arrugas, reafirmantes y reductoras.

El hombre español ante el espejo

Un estudio realizado sobre el hombre europeo concluyó que el alemán es el que más se preocupa por su cuidado físico, y el inglés el que menos lo hace. Los hombres españoles e italianos comparten el segundo puesto, y el tercero es para los franceses. El español hoy está en el podio de los que más se cuidan, pero hace solo cinco años no superaba la mitad de la tabla. El hombre actual busca una buena apariencia que va más allá de un buen corte de pelo o un traje de chaqueta, tal y como se hacía hace 30 años. Ahora el hombre se preocupa por cuidar su piel, muchos han incorporado la depilación corporal y facial a sus hábitos o el uso de protectores solares, a esto añadimos la práctica de ejercicio físico regular y un mayor interés por la moda. Aunque se han extinguido las barreras de género y se usan muchos productos unisex, el hombre busca la etiqueta “solo para hombres”, un producto específico.

La piel del hombre es más firme y envejece más tarde, pero a una determinada edad la aparición de arrugas y líneas de expresión es más brusca que en las mujeres. La piel del hombre es un 20% más gruesa que la de la mujer y por razones hormonales segrega más grasa.

Para ello el hombre prefiere tratamientos cómodos, de aplicación rápida y de texturas fluidas y ligeras, que no dejen rastro graso sobre la piel, y con fragancias frescas y discretas. Se fija más en los productos obtenidos de alta investigación en fórmulas e ingredientes, y son muy fieles a un mismo producto.

8 de cada 10 hombres eligen ellos mismos el producto que quieren, aunque la compra la realizan un 65%. Al resto se lo compra otra persona (madre, novia, esposa…) No les gusta preguntar, prefieren investigar por su cuenta en internet y valoran las aplicaciones tecnológicas y los tutoriales online.

Redacción

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios