Nuevo director creativo de Del Pozo

El debut de Josep Font

Modelo pasando en el desfile de Josep Font para Del Pozo. Modelo pasando en el desfile de Josep Font para Del Pozo.

Modelo pasando en el desfile de Josep Font para Del Pozo.

En el Jardín del Capricho de la Alameda de Osuna de Madrid y bajo los acordes y la cálida voz del grupo musical "The Chinese BirdWatchers" se ha inaugurado la 56 edición de la Mercedes-Benz FashionWeek con la colección "Essence" de DelPozo, donde se han visto propuestas ultrafemeninas y sofisticadas.

Más que un desfile, la colección de primavera-verano 2013 creada por el catalán Josep Font ha sido una verdadera lección de buena costura, en la que se han visto patrones con cortes arquitectónicos y siluetas longilineas de gusto exquisito confeccionados con tejidos nobles.

De la difícil unión entre la ingenua y cándida sobriedad de las menonitas y la riqueza de la Alta Costura ha surgido la primera colección de Josep Font para DelPozo, un amalgama de contrastes que ha tenido como resultado prendas joviales y divertidas, eso sí bañadas en una etérea sofisticación.

Abrió el desfile un conjunto blanco roto compuesto de chaqueta de manga corta entallada y pantalones pitillo de talle alto en un organdí bordado con sencillas flores, patrón que ha salido en varias ocasiones acompañado de dulces blusas. Subida sobre unos zapatos dorados de tacón de aguja y plataforma de flores, la modelo internacional Marina Pérez exhibió un vestido corto repleto de "pailletes" de colores.

El legado estético de Jesús del Pozo, fallecido el año pasado, ha estado presente en gran parte de la colección, así los característicos volúmenes de la firma han aparecido en fabulosos vestidos largos y cortos, pero en esta ocasión se han construido desde el interior, gracias a experimentales estructuras de miriñaque modeladas a mano.

A primera vista, la siluetas se presentan depurada y sencillas, pero prestando atención y mirando con detalle los vestidos llevan cosidas varias capas que construyen laboriosos pliegues interiores ofreciendo un efecto final depurado y etéreo.

No han pasado por alto los apuntes de Alta Costura que ha introducido Font en esta colección. Ha llamado la atención un abrigo corto blanco de cuello a la caja y manga ranglán, realzado con perlas, una oda a la costura del gran maestro Cristóbal Balenciaga. Flores de tela prendidas en escotes y hombros, flecos, "patchwork", abalorios y lentejuelas son algunos de los recursos estilísticos que ha utilizado el catalán para adornar los vestidos de gala.

Font ha trabajado con gran destreza los tejidos. Por un lado, ha modelado a conciencia y con mucho cariño el organdí, el crepé, la organza y el lino hasta crear formas más propias del origami japonés que la costura de "pret-á-porter".Por otro, la gasa y el tul de seda las ha utilizado para los diseños más fluidos y ligeros de la colección, prendas que se adornaban con toques de rafia, tejidos que se ha encargado de sumar frescura y espontaneidad.

La paleta cromática de DelPozo ha estado compuesta por tonos tan favorecedores como el blanco, el beige, el rosa empolvado, el nude, el negro y el azul pavo, colores que se adornaban con pinceladas doradas y flúor. El desfile terminó como en empezó. Con un bellísimo conjunto blanco, modelo que remarca el nuevo camino de la firma que apuesta por un lenguaje joven y fresco, pero más cerca de la Alta Costura que de las prendas a pie de asfalto.

EFEstilo

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios