Karl Lagerfeld cumple años

Las mil facetas de Karl

El diseñador al cierre de uno de sus desfiles. El diseñador al cierre de uno de sus desfiles.

El diseñador al cierre de uno de sus desfiles.

Karl Lagerfeld lleva demostrando su influencia y ascendiendo en esta competitiva industria desde 1950. El que comenzó trabajando en los talleres de Jean Patou, Chloé y Fendi fue premiado con el Woolmark en 1954, en la categoría de abrigos, y compartió escenario con Yves Saint Laurent, quién ganó por los diseños de sus vestidos. Durante esa época, Lagerfeld trabajaba como aprendiz en el taller de Pierre Balmain.

Es conocido y reconocido por mantener el estatus de Chanel. Cada temporada demuestra por que la maison francesa lidera y es considerada un referente en el mundo de la moda. Desde su posición de director creativo de la marca, ha revolucionado y reinventado el estilo de Chanel, siempre respetando la esencia de la marca que se hace presente a través del uso que hace del tweed, las perlas y cadenas.

Es admirado y envidiado por las demás firmas. Su mundo se adapta a cada marca de tal forma que eleva todo lo que está bajo su prisma. Como director creativo de Fendi, rediseñó su logo, la mítica doble ‘F’ que creó en 1984, y que sigue siendo el emblema de la marca. También dirige su marca homónima, donde podemos admirar cuál es su verdadero estilo. El diseñador también se alió con H&M y Macy´s para crear colecciones más asequibles. Por lo que el alemán trabaja en la creación de 20 colecciones al año.

Este dandy moderno no sólo nos hace llegar su capacidad creativa a través de sus diseños. También ha trabajado como ilustrador para el libro El traje nuevo del emperador, editor, modelo, diseñó el vestuario de la ópera La Scala y aún tiene tiempo para promueve la dieta que le llevo a adelgazar 30 kilos, quería enfundarse uno de los trajes de Hedi Slimane.

Ha decorado habitaciones y hoteles enteros y fotografiado sus propias campañas. Aunque puede resultar asombroso, también ha tomado parte en el diseño de sus propios emoticonos para smartphones, la app se llama emotiKarl. No podemos pasar por alto su trabajo como DJ en el videojuego Grand Theft Auto. Su lema: “Soy la personificación de una marca. Mi nombre es Labelfeld no Lagerfeld.”

Puedes odiar o admirar su peculiar Karlism, pero como el mismo dijo: “Todo lo que digo es una broma. Yo mismo soy un chiste.” Afirmó que le gustaría casarse con su gato, y es que no se puede hablar de Karl sin mencionar Choupette. Este gato siamés cuenta con un iPad, con el que actualiza su cuenta de Twitter e Instagram, y con un libro dedicado a su nombre. Se lo dejó por un tiempo a su fuente de inspiración, Baptiste Giabiconi, para que lo cuidará durante las vacaciones navideñas. Lagerfeld no sólo se lo apropió, sino que hizo de él su musa.

El diseñador siempre fiel a las camisas con cuello alto abotonado; gafas oscuras que no dejan entrever su mirada; un característico pelo blanco siempre recogido con una coleta en la nuca y mitones de piel. Su estilo no pasa inadvertido allá donde va. Su singular estilo ha sido recreado en un muñeco japonés, Tokidoki, un llavero de peluche creado por Fendi, un peluche Steiff y pronto saldrá al mercado la Barbie de Karl.

Sus desfiles de ensueño han cautivado al mundo entero, y son el factor sorpresa de sus colecciones, siempre inspiradores y embaucadores. Ha erigido pasarelas en medio de un desierto en Dubai, recreado una cabina de avión Chanel en cinco días y hasta transportado un iceberg desde Suecia hasta el famoso Grand Palais, escenario que alberga sus shows en París. Para su colección otoño/invierno 2014-15 recreó un supermercado en el interior del Gran Palais donde cientos de productos para el hogar fueron rediseñados por Chanel, incluidas las cestas de la compra.

Cada desfile es un tributo a las casas de costura que trabajan para la maison. Comenzó en el 2002 ha rendir homenaje a toda las que han colaboran en la creación de sus diseños. ¿Cómo? Trasladando sus shows hasta el mismo escenario donde se crea la tendencia, y con él llega su ejército de influencers. Desde Edinburgo y Moscú, pasando por Dallas y la India, cada desfile se sumerge en una cultura diferente.

Paralelo a su trabajo como director creativo, ha escrito y dirigido diferentes cortos para Chanel. Estas producciones son representativas, están inspirados o reviven momentos de la vida de Coco Chanel, por ejemplo: El retorno de Coco Chanel con Geraldine Chaplin y Erase un vez con Keira Knightley.

Como fotógrafo, no solo firma los photoshoots de las campañas de Chanel, pero también los de su propia marca homónima “No puedo admirar la vida sin la perspectiva de una fotografía. Miro al mundo de la moda desde el objetivo de una cámara.” Entre sus trabajos como fotógrafo se encuentra la sesión que le hizo a la ganadora de Eurovisión Conchita Wurst. También es el responsable de las fotografías que se publicaron en la revista V sobre Miley Cyrus. Su talento encuentra cobijo en cualquier disciplina.

Lo que todo el mundo se pregunta es ¿cuándo se toma un respiro? Año tras año, el genio se encamina en nuevas aventuras que muestran su capacidad de reinvención y motivación. “¿Por qué debería de parar de trabajar?, si lo hiciera, me moriría y todo terminaría.”

Infografía de STYLIGHT.es

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios