Las pasarelas se llenan de princesas enamoradas de las tendencias

La moda conquista a las jóvenes de la realeza

Lady Amelia Windsor, sobrina nieta de Isabel II, desfiló para D&G. Lady Amelia Windsor, sobrina nieta de Isabel II, desfiló para D&G.

Lady Amelia Windsor, sobrina nieta de Isabel II, desfiló para D&G.

Tienen entre 20 y 30 años y un árbol genealógico con una corona en lo más alto. Por sus venas corre sangre real, aunque casi siempre se sitúan demasiado lejos de la línea de sucesión al trono. La realeza más joven ha visto en la moda su mejor válvula de escape, lo que ha hecho que hijas y nietas de reyes sean un referente de estilo y un ejemplo a seguir en redes sociales, donde se han convertido en verdaderas it girls.

En este grupo de royal influencers habría que incluir no sólo a las sobrinas y sobrinas políticas de Alberto de Mónaco, sino también a las hijas de Constantino de Grecia e incluso a una sobrina nieta de Isabel II.

LA PRINCESA SIRIVANNAVARI DE TAILANDIA TIENE SU PROPIA FIRMA DE MODA Y ES ASÍDUA EN LOS 'FRONT ROW'

Si Carlota Casiraghi, la primogénita de Carolina de Mónaco, se convirtió hace años en imagen de Gucci, para la que llegó a posar en varias campañas, la nueva hornada de la realeza no se ruboriza cuando tiene que subir a una pasarela. Este es el caso de Lady Amelia Windsor, la hija de los condes de St. Andrews, una guapa veinteañera que lo mismo saluda desde el balcón de Buckinham Palace durante el Tropping the colour que sube a la pasarela con una corona sobre su cabeza para lucir los últimos diseños de Dolce&Gabanna.

Amelia Windsor no ha sido la única que se ha dejado llevar por la magia de la moda. En este mismo desfile estuvieron presentes también Olimpia de Grecia y Lady Kitty Spencer (sobrina de Lady Di).

No es la primera vez que las hijas de Constantino de Grecia dejan patente su pasión por el mundo de la moda y, en más de una ocasión, han ocupado un sitio destacado en los front row y han compartido fiestas con grandes diseñadores. También Alejandra de Hannover, la hija pequeña de Carolina de Mónaco, está demostrando que es una fashion victim y, a sus 18 años recién cumplidos, es frecuente verla en los mejores desfiles de la Semana de la Moda parisina.

Pero la moda no sólo atrae a las nuevas generaciones de la realeza europea, sino también a las herederas y consortes de otros reinos como Tailandia o Arabia Saudí. Así, por ejemplo, la hija del rey Rama de Tailandia, la princesa Sirivannavari Nariratana, lleva más de una década volcada en el mundo de la moda y, lo que empezó siendo un capricho de niña consentida, hoy se llena de contenido con una firma propia y varias tiendas abiertas. Sirivannavari es asidua en el front row de las firmas más exclusivas durante los desfiles de París y Milán y es considerada una influencer para las jóvenes de su país, con más de 111.000 seguidores en su cuenta de Instagram.

También la esposa del jeque bin Fahad bin Nasser de Arabia Saudí es todo un icono para las jóvenes de su país. Deena Abdulaziz lleva años asistiendo a los desfiles más destacados de la Semana de la Moda de Nueva York e incluso fue nombrada este mismo año la primera editora de Vogue Arabia, un cargo que dejó a los pocos meses por no conectar con la línea editorial del grupo.

Isa Brea

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios