Sube el consumo interno de aceite y mejoran las exportaciones

  • El volumen de aceite de oliva que al final de la campaña va a salir a los mercados será de un total de 1.375.000 toneladas, superior al registrado en la anterior campaña.

Con los datos actuales, el sector aceitero hace ya una previsión sin temor a equivocarse mucho y estima que el volumen de aceite que al final de la campaña salga a los mercados alcance las 1.375.000 toneladas, cifra algo superior a la registrada en la cosecha anterior, lo que mantiene animados a productores y comercializadores.

Esta "salida", como se denomina en el argot aceitero, será aún inferior a la de la campaña 2011/12, cuando se comercializaron 1.465.000 toneladas, pero aun así se considera "un buen dato", según el presidente del Consejo Sectorial de Aceite de oliva de Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía, Cristóbal Gallego, quien explica que este comportamiento se debe a que se están recuperando los niveles de exportación, que a principios de la campaña estaban por los suelos, y especialmente al aumento del consumo interno.

Asaja Córdoba califica de "importante" el volumen que salió al mercado durante mayo, octavo mes de la actual campaña de comercialización, cuando a nivel nacional, se vendieron 121.000 toneladas de aceite, la mayoría procedentes de las almazaras. Agregan los técnicos de Asaja Córdoba que actualmente hay disponibles 771.000 toneladas "y si el ritmo de comercialización sigue de este modo, nos encontraremos con un enlace para unir una campaña con otra muy similar a las medias de los últimos años".

De estas 771.000 toneladas que hay disponibles actualmente en el mercado nacional, 589.000 están en las almazaras, 11.000 en el Patrimonio Comunal Olivarero y 171.000 en manos de los envasadores. Las salidas mayoritarias han vuelto a ser las de las almazaras, con 97.000 toneladas vendidas durante el mes de mayo. Asaja Córdoba hace una estimación de final de campaña un poco superior y la fija en 1.394.000 toneladas, de las que 268.000 toneladas son de Córdoba y 1.117.00 de Andalucía.

"Se trata, por tanto, de una buena campaña en la que el mercado está respondiendo de forma muy positiva, ya que, una vez más, nos muestra que es capaz de absorber a muy buen ritmo el aceite que se produce", aseveran los técnicos de Asaja Córdoba .

Por su lado, Cristóbal Gallego asegura que el nivel de salida está siguiendo una línea ascendente mes a mes, con una media de 112.000 toneladas mensuales, muy cerca a las 116.000 toneladas de media mensual que se registró al cierre de la pasada campaña. "Los primeros meses -dice- han sido malos porque no había existencias, pero con el actual nivel de salidas no es una utopía pensar que a día 1 de octubre tengamos 300.000 toneladas de aceite a disposición de los mercados para enlazar con la siguiente campaña".

Según los datos de Cooperativas Agroalimentarias, el enlace de la pasada campaña fue de 180.000 toneladas, mucho más bajo que el que se espera este año, aunque en la campaña 2013/14 fue de 500.000 toneladas. En su opinión, es un volumen de aceite "relativamente bajo" el que estará este año a disposición de los mercados mientras llega la nueva producción y eso hará aumentar el precio para la distribución. A este respecto, COAG Andalucía ha pedido a las cooperativas "que no se dejen presionar para vender a la baja, ya que no hay razones objetivas que justifiquen el descenso del precio en una campaña con los menores stocks de la historia y en la que se va a comercializar todo lo producido".

Sin embargo, y pese a los precios, el consumo aparente en el mercado interior se ha incrementado, asegura Cristóbal Gallego, quien cifra en un 11% el aumento en el mes de abril respecto al año anterior y en un 7% el incremento en comparación con las tres últimas campañas. "Cada vez tenemos más adeptos, estamos recibiendo un respaldo muy importante de la sociedad ", subraya satisfecho el representante de Cooperativas Agroalimentarias, y eso se debe "a que conocen mejor el producto, que es el referente de la dieta mediterránea, y a ello contribuye mucho el trabajo que realiza la Interprofesional del sector", agrega.

En cuanto a las exportaciones, Gallego explica que se han recuperado de forma considerable, pues en el mes de octubre se registraban caídas del 40%, pero en abril el descenso se ha rebajado hasta el 14%. "Las exportaciones se van a recuperar, sin duda", señala.

Es la misma percepción que tiene Juan Luis Ávila, técnico de COAG, quien estima en un 4% el incremento que se va a registrar en las exportaciones de aceite de oliva en la presente campaña. Ávila también destaca el trabajo de la Interprofesional del sector y asegura que "se están ganando mercados en todas las modalidades y cada vez se están introduciendo mejor las marcas" en los mercados internacionales. "Se están haciendo las cosas bien", asegura.

La calidad de la producción también ha mejorado por los avances tecnológicos "sobre todo por las nuevas técnicas aplicadas a la extracción", explica el técnico de Cooperativas Agro-alimentarias. El producto cada vez se recoge más temprano y la calidad es mayor. En su opinión, el volumen de aceite que habrá para el enlace con la siguiente producción "va a ser el justo para cubrir las necesidades del mercado, sin excesos para el año siguiente y con unos precios sensatos que nos permitirán cubrir los costes de producción".

La pasada semana fue el Instituto de Estudios Cajasol el que trajo a la actualidad la evolución de la campaña de aceite de oliva con el II Foro Internacional del Aceite de Oliva y la Aceituna de Mesa celebrado en Sevilla. El viceconsejero de Agricultura, Ricardo Domínguez, aprovechó su asistencia a las jornadas de trabajo para destacar la importancia de la calidad de los productos como arma con la que "conquistar un mercado internacional que ofrece aún grandes posibilidades de crecimiento para los productores".

Se refirió a las 12 Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) que amparan aceites de oliva virgen extra en Andalucía y mencionó también la DOP Aceituna Aloreña de Málaga. "Unas denominaciones -indicó- que ofrecen garantías a los consumidores en un mercado cada día más exigente y competitivo". El viceconsejero repasó las líneas de ayudas con que cuenta el olivar y apostó por la concentración de la oferta para que los productores ganen peso en las negociaciones con las comercializadoras y distribuidoras.

En cuanto a la próxima campaña, aún es pronto para tener una idea precisa del comportamiento "aunque no pinta mal porque la aceituna está cuajando mejor de lo que se esperaba", señala el técnico de COAG Juan Luis Ávila, quien advierte que "en secano no sabemos cómo va a responder". La superficie plantada de olivos se reparte aproximadamente al 50% entre regadíos y secano.

Explica que el árbol ha sufrido un estrés hídrico por la falta de agua en invierno, aunque se ha compensado con las lluvias de mayo. Para tener una buena calidad del fruto, los olivos necesitan que el verano sea fresco o no muy caluroso e, incluso, que llueva un poco. "Estamos esperanzados en que no haga un calor excesivo y que la humedad que hay en el suelo aguante al máximo", señaló Cristóbal Gallego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios