Terapias

Las ondas de choque resultan eficaces para tratar la tendinitis

La utilización de esta técnica en Urología es bien conocida para destruir los cálculos renales, pero no así su aplicación para aliviar lesiones articulares.

Ramiro Navarro | Actualizado 12.04.2012 - 11:22
zoom


Sus beneficios son aplicables también a problemas como el hombro doloroso o la bursitis trocanterea.

Share
La litotricia es una técnica médica consolidada que utiliza ondas de choque para romper cálculos que se forman en el riñón. Su aplicación es conocida desde hace décadas, pero no así su utilización para tratar otros problemas. Concretamente la utilización de ondas de choque para aliviar la tendinitis está dando buenos resultados. Existen, desde que a principios de los años 90 especialistas alemanes iniciaran la investigación en este campo, bastantes trabajos científicos que han respaldado su uso para aliviar estas lesiones.

El doctor Antonio Fernández Torres, responsable de la Unidad de Litotricia Extracorpórea del Centro de Urología Málaga (Hospital Parque San Antonio de Málaga), lleva más de diez años aplicando las ondas de choque para tratar la tendinitis calcificada y no calcificada. Según explica, en el proceso de aparición de una tendinopatía se calcifica la lesión. "Esa calcificación sobre la vaina del tendón hace que el tendón al moverse duela. Con las ondas de choque conseguimos romper esa calcificación si es que la hay". Por tanto, cuando se rompe la calcificación desaparece el dolor.

Asimismo, "cuando no hay calcificación, se ha demostrado que las ondas de choque ponen en marcha mecanismos anti inflamatorios a nivel vascular y se produce una neo vascularización", indica Férnandez Torres. Su aplicación se extiende también a otros procesos osteoarticulares como el hombro doloroso supraespinoso, problemas del tendón de Aquiles o las lesiones conocidas como codo de golfista y tenista. En mujeres existe un dolor de cadera denominado bursitis trocantérea que también puede verse beneficiado por este tipo de terapia. Del mismo modo, "da muy buen resultados en casos de espolón calcáneo, habitual en personas que caminan mucho", apunta Fernández Torres.

Según explica este especialista, sus índices de éxito son altos. Se considera éxito, revertir el problema y alcanzar la ausencia del dolor. "Esperamos un mes después de la última sesión para evaluar el éxito de la terapia. Entre el 85% y el 90% de los pacientes afirma haber mejorado. Es un porcentaje muy alto porque también elegimos muy bien el paciente que queremos tratar". En los casos de hombro doloroso y el espolón calcáneo las cifras aportadas por la Unidad de Litotricia Extracorpórea del Centro de Urología Málaga alcanza casi un 100% de éxito.

Comparada con otras opciones terapéuticas, las principales ventajas de la técnica se resumen en la ausencia de prescripción farmacológica, generalmente infiltraciones de corticoides, y en la facilidad de su aplicación, al ser una opción no invasiva no requiere ninguna sedación o anestesia. Generalmente solo son necesarias tres sesiones aplicando unos 3.000 disparos en cada sesión.
0 comentarios
La salud es lo que importa

Bartolomé Beltrán, médico, escritor, editor y experto en comunicación audiovisual.

Pie de foto

Investigar para progresar

Salud sin fronteras

José Martínez Olmos.

Pie de foto

Objeción a la píldora

Pie de foto

Un tercio de la población es intolerante a la lactosa

En su apuesta por renovar su imagen de marca, Covap lanza su gama sin lactosa con un aspecto renovado y mucho más moderno.