Acaba la mala racha casera de Osasuna

Osasuna cerró el año 2007 con una victoria tranquilizadora en su objetivo de lograr la permanencia tras derrotar al Mallorca con dos primeros goles de sus dos mejores jugadores durante el partido, Héctor Font y Plasil, mientras Hugo Viana cerró el marcador.

El equipo pamplonés acabó así con una racha de cinco partidos sin ganar en el Reyno de Navarra en Liga, desde el 7 de octubre, si bien ya había vencido en Pamplona la semana pasada en Copa del Rey, precisamente al Mallorca.

Arrancó el partido con dominio de los locales, que salieron mucho más enchufados que el rival y a los treinta segundos ya llegaron con peligro en un disparo de Dady que se fue alto.

Osasuna controló el escenario de juego durante la primera parte, en la que apenas hubo ocasiones de peligro y marcó un tempranero gol por medio de Héctor Font, muy activo durante el primer periodo, mientras que el Mallorca buscó como único recurso el pase largo a Güiza.

El comienzo de la segunda mitad fue intenso, con un gol de Osasuna a los dos minutos que parecía sentenciar el partido para el bando local y la réplica del equipo balear dos minutos después para devolver la emoción al marcador. El internacional checo salió muy metido en la segunda parte y aprovechó un centro de Juanfran.

El Mallorca se metió en el partido tras una jugada por la banda derecha, con centro final de Héctor para que Güiza rematara a gol en el área pequeña. El conjunto mallorquín dio un paso adelante en busca del empate y llegó a encerrar en su campo a Osasuna, que, sin embargo, desperdició dos clarísimas ocasiones para matar el partido antes del último tanto de Hugo Viana en el minuto 94.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios