Benzema se queda sin Eurocopa

  • Su implicación en el caso Valbuena lo aparta de la selección

Karim Benzema no será protagonista de la Eurocopa de Francia, un torneo en el que podría haberse consagrado como una estrella mundial delante de sus aficionados, después de que la Federación Francesa (FFF) anunciase ayer que no podrá ser seleccionado por el "affaire Valbuena".

Dueño de una clase descomunal sobre el césped pero involucrado fuera de él en varios escándalos que nada tienen que ver con la pelota, el delantero del Real Madrid perderá la oportunidad única de jugar una Eurocopa en su país. "Desgraciadamente para mí y para todos los que me han apoyado y respaldado, no seré seleccionado", dijo Benzema, de 28 años, en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter. El presidente de la FFF, Noel Le Graet, y el seleccionador bleu, Didier Deschamps tomaron esta decisión.

La razón es totalmente extradeportiva: la presunta participación de Benzema en un intento de chantaje a su compañero de selección Mathieu Valbuena con un vídeo de contenido sexual. Aunque no hay obstáculos legales para que el jugador blanco juegue, señaló la FFF, Deschamps y Le Graet acordaron que los logros deportivos son sólo uno de los criterios a tener en cuenta para la convocatoria. "La habilidad del jugador para trabajar, la ejemplaridad y la protección del grupo son tomados en cuenta por todos los entrenadores de la federación", indicó la FFF en su comunicado.

Benzema, que defiende su inocencia, habló con Valbuena después de la amenaza. Queda por resolver la conclusión de los investigadores: ¿intentó advertir a Valbuena o formó parte de la trama como intermediario? El jugador del Real Madrid, investigado desde noviembre y que pasó una noche en los calabozos, podría enfrentarse a una pena de al menos cinco años de prisión.

Las posibilidades de que el delantero jugara la Eurocopa ganaron algunos enteros cuando un tribunal de apelación decidió en marzo que Benzema ya podía reunirse con Valbuena, algo que tenía prohibido desde noviembre. El caso ocupó portadas en todos los medios franceses, se convirtió en un debate nacional e incluso el primer ministro del país, Manuel Valls, y la líder del partido de extrema derecha Frente Nacional, Marine Le Pen, pidieron su expulsión de la selección. "Un gran deportista debe ser ejemplo para la juventud", dijo Valls en marzo.

Benzema, que marcó 27 goles en sus 81 encuentros con la camiseta azul, no se mordió la lengua: "Doce temporadas que soy profesional: 541 partidos jugados, 0 tarjetas rojas, 11 tarjetas amarillas. ¿Y algunos hablan de mi ejemplaridad?", publicó en Twitter. Las únicas muestras de apoyo públicas que recibió en los últimos meses fueron en España. De su club, el Real Madrid, y de Zidane.

Vestido con una camisa verde caza y con una enorme sonrisa, Benzema abandonó el martes el Santiago Bernabéu. Ahora, ya sólo le queda la camiseta blanca para brillar este año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios