El 'Brexit', una pregunta obligada para todos

  • Las selecciones británicas miran para otro lado y no se posicionan

Los galeses, ingleses y norirlandeses enrolados en la Eurocopa viven al margen del Brexit, que parece preocupar más a Giorgio Chiellini y del que Nolito ni siquiera había oído hablar.

Mientras Europa despertó sacudida por el resultado del referéndum que saca a Gran Bretaña de la Unión Europea, sus tres selecciones supervivientes en Francia prosiguieron con su actividad.

"Todavía estamos en la Eurocopa y es lo único que cuenta por ahora. Después del torneo habrá tiempo para hablar. No sabemos quién votó qué y en qué parte del país se votó una cosa o la otra", aseguró el seleccionador galés, Chris Coleman, que desconocía que en Gales el sí fue mayoritario.

Coleman lamentó que esa decisión pueda dificultar la salida de jóvenes entrenadores a otros campeonatos, como él mismo hizo hace años, cuando recaló en la Real Sociedad, entre otros clubes.

"Cuando no tenía club para entrenar me fui a Grecia para aprender. Es una experiencia increíble y sí, lamentablemente creo que ahora será más difícil", declaró.

En la misma sala de prensa, la del Parque de los Príncipes de París que hoy acogerá el duelo entre Gales e Irlanda del Norte, el seleccionador de esta segunda nación, Michael O'Neil, prefirió referirse con humor a la salida de su país de la Unión Europea.

"No me ha cambiado, no va a tener ningún impacto en el once. Mis jugadores están concentrados en el partido y no piensan en el Brexit. En lo que a mi respecta, cometí un error, olvidé votar por correo, pero eso no va a afectar al partido", aseguró el técnico, cuyo país votó mayoritariamente por permanecer en la Unión.

Tampoco afectó la noticia en la concentración inglesa en Chantilly, a pocos kilómetros al norte de París, donde preparan el duelo contra Islandia.

"Es cierto que nos levantamos y vimos la noticia. Algunos hablaron de ello, pero no me dio la impresión de que le dieran mucha importancia", aseguró Harry Kane.

El inglés dudó además de que la mayor parte de sus compañeros de equipo "sepa demasiado sobre el asunto como para comentar sus repercusiones".

Si en Inglaterra no estaban muy al tanto del referéndum, no se puede reprochar a Nolito que tampoco lo estuviera, aunque en su caso la respuesta entró de lleno en lo cómico al asegurar que el Brexit era "un baile de la NBA".

Más informado estaba Chiellini, apoyado en su formación de Economía del Turismo por la Universidad de Turín, que advirtió del efecto contagio que puede tener en otros países: "Creo que la mayor preocupación debe ser el efecto dominó que pueda causar esta decisión, aunque no creo que pueda cambiar el equilibrio de la economía europea y mundial en general".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios