Cambio de mensaje, obsesión por sueño

  • La plantilla del Real Madrid aprovecha el día de puertas abiertas con la prensa para rebajar la presión por la 'décima' Sergio Ramos le otorga el favoritismo al "campeón" Atlético

Empeñados en rebajar la tensión del momento, los futbolistas del Real Madrid se unieron ayer bajo una misma consigna al afirmar que la conquista de la décima Liga de Campeones para el club blanco es un sueño y no una obsesión.

El Real Madrid organizó un multitudinario encuentro con los medios antes de la final del sábado de la Liga de Campeones ante el Atlético. El club acató las consignas procedentes de la UEFA para facilitar a todos los jugadores a la prensa durante el open media day y ordenó a todos sus pesos pesados que aparecieran ante los medios de comunicación. Uno a uno, fueron desfilando generales como Cristiano Ronaldo, Casillas, Sergio Ramos o Bale. "Me vais a dejar seco", dijo Ramos a los periodistas tras atenderlos por grupos durante 45 minutos.

Todos los futbolistas blancos se agruparon bajo un mismo mensaje: ganar la décima debe ser una ilusión. Es la forma que encontró su vestuario para quitar presión a un equipo construido para ganar la Liga de Campeones, pero que lleva 12 años sin jugar una final.

"No estamos obsesionados, sólo queremos hacer un buen partido", dijo el capitán del equipo, el guardameta Casillas.

El mensaje es unánime entre los jugadores blancos, pese a que son conscientes de que la historia del club está marcada por la máxima competición europea, en la que el Real Madrid es el equipo más exitoso con nueve títulos.

"Cuando ganamos la novena, al día siguiente ya nos estaban pidiendo la décima", admitió Casillas, único superviviente de la última victoria del Real Madrid en la competición, en 2002.

El defensa Sergio Ramos describió el partido ante el Atlético como "una oportunidad única". "Pero estamos preparando la final como si fuera un partido más. No hay que inventar nada", añadió.

De igual modo se expresó Cristiano Ronaldo: "El Real Madrid merece la Champions por el trabajo que venimos haciendo en los últimos años", aseguró el Balón de Oro de 2013. "Es una oportunidad tremenda para todos", agregó el delantero, que además jugará en su país natal. "Es un sueño jugar la final en Lisboa, para mí y para todos", advirtió.

También habló de "sueño" Bale, multimillonaria inversión del club blanco para esta temporada. "Hemos trabajado muy duro durante todo el año para llegar aquí. Para mí es increíble y un sueño jugar esta final en mi primer año en el Madrid", dijo el último gran fichaje blanco.

El defensa Álvaro Arbeloa señaló que "hay muchos jugadores que llevan tiempo esperando esta oportunidad".

"Cuando llegas a una final la motivación es máxima, independientemente del rival. Es una oportunidad tremenda para todos. Necesitamos convertir la presión en motivación, pero estamos acostumbrados a ello", aseguró en su argumentación.

Si hace unos meses alguien hubiera augurado una final entre Real Madrid y Atlético, todos hubieran dado unánimemente como favoritos a los blancos, aunque sólo fuera por cuestión de presupuesto o estrellas. Pero no ocurre ahora, tras la conquista de la Liga por los rojiblancos.

De hecho, Sergio Ramos sorprendió al afirmar: "El Atlético es el favorito, es el actual campeón. Otros años se lo han dado a otros (ese papel de favoritos), pero ahora les toca a ellos porque se lo han ganado".

El resto de sus compañeros situaron la final "al 50%", incluyendo Cristiano Ronaldo, Dani Carvajal o Casillas. También su entrenador, Carlo Ancelotti.

Uno a uno, todos los futbolistas blancos manifestaron su respeto por el Atlético de Madrid. "Ganar siempre es mejor para subir los niveles emocionales", declaró Cristiano Ronaldo en relación a la Liga conquistada por el Atlético.

Y otra preocupación, junto a la ansiedad y el respeto por el rival, es la gestión del miedo, algo a lo que aludió Ancelotti.

"Lo primero que pienso es tener la serenidad necesaria para preparar este partido. Lo más importante es no tener miedo. La forma es preparar bien la táctica", resumió el italiano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios