Casto no se resigna a su más que probable suplencia

  • El joven guardameta asegura que peleará por el puesto de titular con el portugués Ricardo

Los futbolistas son los primeros que intuyen si van a jugar el próximo partido y las palabras de Casto ayer en la sala de prensa denotaban que el guardameta extremeño iba a ceder los palos al internacional portugués, recuperado desde que se lesionase en El Madrigal ante el Villarreal.

Aunque él está satisfecho de su labor. "Está claro, el de Copa era un partido complicado y el resultado era positivo pero engañoso, porque con el 1-0 nos podían empatar. Pero manejamos la situación y estuvimos a la altura", asegura Casto, cuyo nombre coreó la grada tras un paradón que evitó el 1-1: "Cuando estás ahí abajo no eres muy consciente y yo no estoy muy pendiente de la grada, pero que esta afición coree tu nombre es un orgullo y te pone los pelos de punta pensarlo, aunque ayer estaba muy concentrado en lo mío".

"El balance que hago es que cada partido me he visto mejor y más a gusto y que lo mejor para ir avanzando es tener minutos, aunque lo importante también es que se han conseguido puntos y la clasificación copera", añade Casto sobre su periplo en el primer equipo, que lógicamente espera que continúe: "Yo tengo ilusión, vengo a trabajar todos los días con las ganas de jugar y de ser titular. Pero si no puede ser, a apoyar al equipo para que consiga los tres puntos, que quizá en este partido sean más de tres y nos sirvan como trampolín para encauzar la temporada".

¿Y un resultado negativo? "A nosotros no nos debe marcar, si acaso positivamente. La dinámica de juego no debe cambiar pase lo que pase el domingo. Aparte de que es un derbi, el Sevilla es un equipazo a tener en cuenta. Pero nosotros vamos con la ilusión de ganarlo. Y cuando la dinámica es positiva puede pasar cualquier cosa".

Se le pregunta incluso qué sentiría si, como parece, juega Ricardo. "Ni me duele ni me deja de doler; yo trabajo para jugar, pero cualquiera de los dos puede hacerlo. Yo acabo de llegar y no tengo motivos ni derecho para enfadarme o molestarme, sólo para ayudar al equipo y que ganemos", apostilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios