Chaparro aprovecha su primera semana táctica

  • El técnico ensayó ayer la estrategia e insistió en la presión; ante el Deportivo tendrá un día menos

Tras un enero cargado de partidos, desde que el Betis se enfrentase al Elche en la Copa del Rey, Paco Chaparro ha aprovechado su primera semana sin competición para intentar afinar los conceptos tácticos del equipo, un aspecto que considera básico para abandonar los puestos bajos de la tabla.

Chaparro estuvo ayer ensayando las jugadas de estrategia tanto de lanzamientos de esquina, como de faltas e incluso los saques de banda, un aspecto que apenas está trabajado en el conjunto verdiblanco y con el que se pueden decidir los partidos. El técnico bético, una vez que ha conseguido su primer objetivo, que era sacar al equipo de los puestos de descenso, pretende mejorar aquellos fundamentos del juego que el equipo apenas empleaba en los últimos tiempos. Sobis, Caffa, Mark González, Arzu o Capi fueron los lanzadores más empleados por el técnico, que diseñó diferentes alternativas para cada tipo de jugada.

Pero no fue éste el único aspecto en el que Chaparro incidió. Como ya hiciera el pasado jueves, el técnico volvió a insistir sobre los movimientos defensivos del equipo verdiblanco. Los últimos partidos han servido para evidenciar algunas carencias en la zona de retaguardia, tanto a la hora de realizar la presión, un aspecto en el que debe colaborar todo el equipo, como en determinados movimientos de achique. Chaparro está intentando mentalizar a sus jugadores para que realicen la presión de forma conjunta para que sea mucho más efectiva. "Que acuda un solo jugador no sirve de nada. Hay que moverse todos juntos y acudir de forma ordenada", repitió una y otra vez Chaparro. "Cerrar las líneas de pases, hay que cerrarlas y no dar facilidades", señaló tanto a los mediocampistas como a los defensas.

Precisamente, el Espanyol es uno de los equipos que mejor aprovecha los errores de coordinación de las defensas, pues sus delanteros realizan movimientos para aprovechar los espacios que se generan en las espaldas de la defensa. La ausencia de Tamudo representa un cierto alivio, aunque no por ello Chaparro ha dejado de insistir a los jugadores para que eviten los errores de los últimos encuentros.

La próxima semana tendrá un día menos para preparar la táctica, ya que el Betis-Deportivo se jugará en Heliópolis el sábado 3 de febrero (22.00, La Sexta).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios