Deportes

Consenso para frenar los choques con la prensa

  • Jiménez sólo hablará antes y después de los partidos para evitar más desencuentros

Comentarios 2

Es el gran caballo de batalla de Manolo Jiménez y así lo ha asumido el club. La idea de que el entrenador sevillista sólo comparezca públicamente antes y después de los partidos se estaba pergeñando por el departamento de prensa de la entidad desde hace algún tiempo y, tras la contestaria reacción que tuvo el técnico contra los periodistas el pasado sábado, en la rueda de prensa previa del Levante, se ha llevado a efecto.

La idea surgió del jefe del departamento de prensa hace ya tiempo y, tras ser consensuada con el presidente, el director deportivo y el propio afectado, se hizo efectiva ayer miércoles, día en que solía acudir a la sala de prensa Jiménez cuando no había competición. Se corta así una tradición que nació con Joaquín Caparrós, quien comparecía el primer día de entrenamiento tras cada jornada liguera, y continuó con Juande Ramos, que fijó el miércoles como el día para analizar en profundidad la actualidad del equipo.

Jesús Gómez, jefe de prensa del club, explicó ayer a los medios de comunicación esta decisión, que cuenta con la aquiescencia de José María del Nido y Monchi. El propio Jiménez fue el último en conocer la iniciativa, que no vio muy oportuna en un primer momento al entender que podrían arreciar las críticas hacia su figura. Tras un par de días de reflexión, el entrenador sevillista aceptó la idea.

Desde que llegó al banquillo del primer equipo, el técnico arahalense ha tenido numerosos desencuentros con ciertos sectores de la prensa y la situación se fue enconando hasta que explotó definitivamente el sábado, cuando Jiménez se mostró desafiante: "Tenía críticas desde el primer día que cogí el silbato", dijo entonces. "Los periodistas me habéis machacado" o "si gano hay silencio y si pierdo, a saco", fueron otras de sus frases. Lo cierto es que rumores como los posibles contactos con Marcelino o las críticas a sus cambios y sus alineaciones no le hicieron mucha gracia al entrenador, que no supo dominarse en una situación cada vez más crispada. De ahí la decisión del club.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios