fútbol liga santander

Cristiano y el Madrid, listos para París

  • El equipo blanco vence al Getafe con doblete del luso

Cristiano Ronaldo aguanta el envite de Arambarri. Cristiano Ronaldo aguanta el envite de Arambarri.

Cristiano Ronaldo aguanta el envite de Arambarri. / rodrigo jiménez / efe

El Real Madrid ganó 3-1 al Getafe y resolvió un trámite incómodo antes de enfrentarse este martes al Paris Saint Germain en el Parque de los Príncipes, donde Cristiano Ronaldo estará en perfecto estado de revista tras marcar dos goles al conjunto de José Bordalás. El portugués es uno de los grandes valores del Real Madrid para seguir adelante en la Liga de Campeones, su competición fetiche, en la que nunca falla, en la que siempre está.

Pero antes de que llegue ese acontecimiento, los hombres de Zidane tenían que superar un escollo complicado previo al viaje a Francia. El equipo de José Bordalás no era, a priori, el más indicado para coger moral de cara a una cita tan relevante. El Getafe es uno de los equipos de Primera División más incómodos, una maquinaría engrasada para molestar al rival. Se cierra como nadie y equipos como el Barcelona ya lo sufrieron en el Camp Nou con un empate sin goles.

Y estaba enfrente del Real Madrid, deprimido tras perder en Cornellá ante el Espanyol y con la Liga de Campeones en su futuro más inmediato como único objetivo del curso. El Getafe se lo puso complicado. Pero aguantó 24 minutos. Se desinfló en cuanto Bale marcó el primer gol en una ocasión aislada y producto de un córner que se alargó hasta el remate del galés. Hasta entonces, no hubo noticia del Madrid.

Sin Kroos ni Modric, tuvo falta de creatividad, y ésta más el apagón de Isco y a la falta de movimientos de Cristiano, Bale y Benzema provocaron un conato de incendio influido por el buen sistema defensivo de Bordalás. Sin embargo, con la aparición de Bale, todo acabó.

Entonces, el Real Madrid ofreció un poco más a su público. Los últimos veinte minutos del primer tiempo fueron más vistosos, pero sin alardes. El premio lo obtuvo Cristiano, justo antes del descanso. El portugués, casi desaparecido, tuvo un momento de inspiración para dejar sentenciado el partido con un buen movimiento en el área que acabó en la red de Emi tras un buen zurdazo.

Su diana casi cerró el choque. Remy se encargó de concluirlo del todo. Justo en la reanudación, dio un manotazo absurdo a Nacho y vio la segunda amarilla. Con un jugador menos, el Getafe estaba destinado a pagar los platos rotos del Espanyol. Pero este año, el Bernabéu rara vez vive un día plácido y el Real Madrid, con uno más, se dejó llevar. El equipo de Bordalás dio más sensación de peligro con diez jugadores que con once y, con la salida al campo de Jorge Molina y Shibashaki, consiguió más verticalidad. Nacho cometió penalti sobre Molina y Portillo lo transformó. El 2-1 rompió la calma, despertó a Cristiano y a Bale, no a Isco. Y entró Marcelo, que sirvió el centro para que el luso hiciera el 3-1.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios