Cuenta atrás para el final y ¿el principio?

  • En un mes y medio, casi a la conclusión de la fase regular, se debería conocer el futuro de la entidad.

A principios de junio arrancarán los play off de la Liga Endesa. Para entonces, lo lógico es que los jugadores del Caja estén de vacaciones. Unos, descansando ya cara a los compromisos veraniegos con sus selecciones, otros, simplemente, esperando la llamada desde el club en la que se les diga "hasta septiembre". Porque desde la celebración de la pasada semana de la junta extraordinaria de accionistas, en la que se anunció la necesaria ampliación de capital para continuar la temporada que viene a la que el propietario, Caixabank, no tiene previsto acudir de nuevo. Por lo que comienza el baile... Otra vez.

La cuenta atrás se iniciará con la publicación de este anuncio en el Boletín Oficial del Registro Mercantil Español (Borme), momento desde el cual el accionista mayoritario tendrá un mes para acudir a dicha ampliación. Ya comunicó que, al contrario que el verano pasado, esta vez no acudirá al rescate y como quiera que en los diez siguientes tampoco lo harán los accionistas minoritarios ni cualquier otra persona o ente, se iniciarán las famosas "ventanas" de tiempo de las que dependerá el futuro de la entidad. "En un plazo de unos 45 días deberá conocerse el resultado de la situación", dijo el presidente, Fernando Moral, en El Desmarque Radio, por lo que casi al tiempo de que el CB Sevilla cierre la fase regular en San Pablo ante el Real Madrid (22 de mayo), debería saberse ya algo sobre el próximo curso. Al menos si lo habrá.

"Hay grupos interesados en la adquisición de la entidad y todo dependerá de la buena voluntad de las partes, empezando por el propietario. Ayuda mucho la paz social. Este año hemos podido trabajar con más tranquilidad, a diferencia del pasado, en el que se convirtió en un club de locos", afirmó Moral, en contacto no sólo con grupos para ser el nuevo dueño sino también para encontrar un patrocinio para a camiseta que dé nombre al equipo y que mengüe la carga económica de quien venga a tomar las riendas.

Se estima que la ampliación de capital que anuncie el Borme en los próximos días sea de unos tres millones de euros, una cantidad que unido a lo que pueda generar el club se acerque a los cuatro millones, cantidad con la que se considera se puede hacer una campaña digna. Ello no significa, sin embargo, que el futuro comprador tenga que venir con tres millones bajo el brazo. Sería imposible. El teórico comprador podría acogerse a una causa de suscripción incompleta, siempre que el dueño lo aceptase, para hacerse cargo del club, que en teoría contaría también con el apoyo de Caixabank, aunque ya sólo como patrocinador.

El reto es de nuevo complicado, pero con el apoyo institucional es más fácil. Este mes y medio es crítico para decidir el futuro y la viabilidad, así que hago un llamamiento para las empresas que quieran invertir en este club que, con presupuestos modestísimos, está dando la cara. El Ayuntamiento está colaborando con el CB Sevilla en esa dirección, pero ahora llega la hora de responder y de que se concrete el interés de los inversores. El club necesita que alguien empresarialmente crea en él", afirmó el alcalde, Juan Espadas, en El Desmarque Radio.

De momento todo son buenas palabras, pero nada a lo que agarrarse con seguridad. Eso sí, todo lo que el equipo haga ayudará, por lo que pelear con intensidad hasta el final de temporada sería un empujón más a la causa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios